América, ejemplo
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

América, ejemplo

COMPARTIR

···
menu-trigger

América, ejemplo

17/07/2019

Alejemos amores y odios, más aún de los complejos, envidias y devociones. Hablemos del América como el equipo que es hoy, no el que ha sido históricamente, no el de sus inicios y muchos menos el del futuro, solo el de hoy.

El presente de América nos indica que es el mejor de México, así de claro. Lo es porque apegado a sus obligaciones, el equipo sigue conquistando trofeos: chicos, medianos y grandes.

Lo es porque sin querer entrar en la guerra de las contrataciones bomba (salvo el fallido experimento de Méndez y esperando cómo termina lo de Giovani), América se ha convertido muy selectivo y asertivo en sus contrataciones: mas hombres que nombres.

Lo es por su enorme impacto mediático y por la responsabilidad con la que sus jugadores manejan ese peso.

Lo es porque compite siempre y trata de hacerlo jugando bien, pero lo más importante: este equipo juega a ganar y cuando el futbol no le acompaña, entonces saca fuerza, garra, entrega… huevos, pues; y cuando pierde, lo hace sin regalar absolutamente nada.

Lo es porque a la par de su búsqueda de talento en el extranjero, sigue trabajando en su fábrica de talento demostrando que lo hace muy bien. Porque no solo se trata de ganar campeonatos en las categorías inferiores sino de darle salida a esos jugadores; encontrar los filtros correctos para ubicarlos en el primer equipo.

Lo es porque sus planes son de largo recorrido y han encontrado un sistema que les permite funcionar desde las oficinas al campo. La prueba es la renovada directiva, gente y caras nuevas que han mantenido solida la estructura.

Y lo es porque además cuentan con el que a mi entender es el mejor entrenador de México: Miguel Herrera. Por demás está hablar de sus alcances como entrenador, y no lo digo tomando los trofeos como base. Lo que deberíamos ponderar es el alto rendimiento sostenido desde hace muchos años y que supo reponerse de un descenso. Creo que hay pruebas de sobra con América, Selección Mexicana, Tijuana, Monterrey, y hasta en Atlante como para demostrar que es de lo mejor que tenemos en el circuito.

América ha trabajado bien como club, como equipo y como organización.

Analicemos, repito, sin camiseta puesta, nos daremos cuenta que además de ser lo que usted quiere que sea el América, es ejemplo.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.