Ahora resulta que no hacen falta
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Ahora resulta que no hacen falta

COMPARTIR

···

Ahora resulta que no hacen falta

07/06/2019

Qué rápidos y absolutos somos para los juicios.

Resulta que un juego AMISTOSO, en ATLANTA, donde México es local siempre y ante Venezuela, nos da para establecer que los que hoy no están en el la Selección Mexicana definitivamente no hacen falta.

¿En serio creemos que un partido con estas circunstancias hace al Tri autosuficiente como para no requerir de la cuota de gol de Javier Hernández, del cerebro y la clase de Héctor Herrera, de la capacidad ofensiva de Hirving Lozano, de la habilidad de 'tecatito' Corona, o del talento de Miguel Layún, Carlos Vela y Marco Fabián? ¿De verdad creemos que las posibilidades para trascender son mayores sin ellos que con ellos? Y no hablo de la Copa Oro, un torneo intrascendente de paupérrimo nivel que siempre fue aderezado con un premio extra para llamar la atención de los participantes como el boleto a Copa Confederaciones.

Ganar la Copa Oro en estas circunstancias no debería dar ni quitar nada para México siempre y cuando la visión se mantenga a largo plazo y se tengan los elementos para así creerlo más allá de los resultados y la formas de obtenerlos.

No podemos ser tan extremistas y entusiastas con los pronósticos como para establecer que nadie extraña a los que hoy no están. Y aunque con lo que tiene disponible Gerardo Martino debería ser suficiente para alzar el trofeo el 7 de julio, nada tiene que ver con la perspectiva a futuro que incluye eliminatorias y la Copa del Mundo.

Claro está que las ausencias ayudan en términos aspiraciones a los que en condiciones normales no serían titulares o ni siquiera formarían parte del grupo. En eso sí que hay opciones y se generan nuevas oportunidades, pero de eso a creer que México no debe extrañar a los que hoy no están, hay una distancia considerable.

No caigamos en el falso romanticismo de que nadie es indispensable: lo es Messi para Argentina, Cristiano para Portugal, Mohamed Salah para Egipto, Harry Kane par Inglaterra, Griezman par Francia, Suárez para Uruguay y Neymar para Brasil, etcétera, etcétera, y como México no tiene un solo jugador como los antes mencionados, sí que se requiere del empuje grupal para tratar de lograr los objetivos.

Repito: se trató de un amistoso ante Venezuela en casa, y aunque este equipo gane la Copa Oro, Chicharito, Lozano, Herrera y compañía seguirán siendo extrañados.

¡He Dicho!

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.