El Día Mundial de la Propiedad Intelectual
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

El Día Mundial de la Propiedad Intelectual

COMPARTIR

···

El Día Mundial de la Propiedad Intelectual

25/04/2018

La conmemoración del Día Mundial de la Propiedad Intelectual, este 26 de abril, plantea esta coyuntura periódica para reflexionar sobre los avances y desafíos que en el mundo y en México se han construido alrededor de esta disciplina. Sin lugar a dudas, el momento es particularmente significativo en ambos ámbitos.

En la parte internacional, las grandes interrogantes siguen acompañando el surgimiento de nuevas tecnologías que permanentemente cuestionan las reglas tradicionales de Propiedad Intelectual. Las preguntas no se limitan al mundo de lo digital, que desde hace dos décadas han acosado al derecho de autor hasta posiciones inéditas y extremas, sino que han ahora trasladado hipótesis fundamentales al campo de patentes. Temas como ingeniería genética, inteligencia artificial, el procesamiento masivo de información, los modelos de negocio en plataformas digitales y las tecnologías blockchain, entre muchas otras, están sitiando hasta la crisis a este conservador campo del derecho a la innovación.

Las bases colaborativas y abiertas de muchas de las nuevas formas de producir y distribuir conocimiento chocan continuamente con la idea de apropiación primaria que plantean las patentes y el derecho de autor. La propia tecnología detrás de las operaciones de las criptomonedas, plataforma de registros contables distribuidos (DLT), fue puesta a disposición de su creador original sin reclamo de patentes, que en la cultura de Propiedad Intelectual

propia de países como Estados Unidos, Japón o los europeos resulta sorprendente.

Los señalamientos hacia la rigidez, obsolescencia y limitaciones de los sistemas de patentes son ya generalizados, y la pregunta es en realidad sobre la orientación y horizonte de los cambios. De su necesidad y pertinencia nadie duda. Sin embargo, los acuerdos internacionales parecen no acusar recibo de estas preocupaciones y persisten en su visión de incremento de la protección, exigencia de respeto y sofisticación de las formas de apropiación. Este divorcio, en el mediano plazo, seguramente tendrá consecuencias, que pueden tomar la forma de una simple disminución en los índices de presentación de patentes. Algunas evidencias en la reducción de las tendencias empiezan ya a percibirse, por ejemplo, en la baja sensible de litigios basados en patentes en los últimos años en países que son usuarios intensivos del sistema.

En el caso de nuestro país la coyuntura es muy diferente. La modernización de nuestra legislación en materia de marcas e indicaciones geográficas es la que domina el paisaje. Una actualización indispensable, que nos habíamos demorado más de 15 años en adoptar. Faltan ahora por revisar los temas de patentes, secretos industriales, conocimiento tradicional, expresiones de folclore, competencia desleal y derechos de autor.

Mientras tanto, habrá que esperar si alguno de los candidatos expresa su postura hacia el tema de la piratería, asunto trascendental que, como fuente de informalidad y actividad delictiva, es altamente representativa de lo que México debe dejar de ser.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.