Doce deseos de Propiedad Intelectual para el 2019
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Doce deseos de Propiedad Intelectual para el 2019

COMPARTIR

···

Doce deseos de Propiedad Intelectual para el 2019

08/01/2019

Para este incipiente año, resumo en estas líneas mis deseos en materia de Propiedad Intelectual:

  • Que se haga un trabajo legislativo ágil y técnicamente depurado, para el aterrizaje de los acuerdos alcanzados en el T-MEC, el TPP11 y el TLECUEM, que lleven a nuestro sistema de Propiedad Intelectual a su mejor versión;
  • Que el proyecto de ley para proteger las expresiones de folclore, una vez realizados los ajustes que procedan, avance en el Congreso y finalmente sea promulgada;
  • Que el Ejecutivo federal haga un esfuerzo de coordinación y financiamiento para impulsar de manera decidida el reconocimiento y la protección de Indicaciones geográficas de las diversas comunidades de productores en el país, ayudando a conformar los Consejos reguladores y las diversas acciones necesarias para su adecuado funcionamiento;
  • Que se impulsen los cambios de ley necesarios para el combate efectivo de la informalidad y la piratería, y se articulen los programas necesarios para reducir este grave fenómeno delictivo;
  • Que la nueva administración del IMPI no modifique los puestos en las áreas operativas, de manera que la experiencia acumulada en esa base de gestión permita que el sistema aproveche las inercias positivas construidas a lo largo de las últimas décadas;
  • Que más allá de planes y programas oficiales, los empresarios mexicanos sigan usando el sistema de Propiedad Intelectual para aprovechar sus beneficios, ya como parte de su cultura básica de negocios;
  • Que las universidades, centros de investigación y científicos del país, hagan labor de vinculación con la industria, encontrando en el sistema de patentes el punto de inflexión para despuntar en la generación de tecnología creada en el país, de alcance internacional; como consecuencia, que el índice de patentes en el país se incremente sensiblemente.
  • Que las reformas y nuevas leyes necesarias para completar el sistema de Propiedad intelectual ingresen a la agenda del legislativo, en particular, la ley para reprimir la competencia desleal y las urgentes reformas de patentes y de derechos de autor;
  • Que se encuentren los mecanismos para fusionar el sistema de protección de reservas de derechos de autor con el de marcas, a fin de acabar con la inseguridad jurídica que atenta permanentemente contra grupos musicales y artistas;
  • Que se destinen los recursos necesarios para diseminar la cultura de respeto a los derechos de Propiedad Intelectual en el país, y se permita que florezcan las oficinas regionales que constituyen pieza esencial del sistema;
  • Que se encuentren los mecanismos necesarios para reducir los farragosos recursos que se interponen contra fallos y resoluciones, alcanzando niveles aceptables en tiempo para la implementación de sentencias, y que se impulsen decididamente mecanismos de mediación;
  • Que en forma autónoma, los que nos dedicamos a esta materia sigamos empecinados en actualizar las mejores prácticas, alejar la corrupción, ser líderes regionales en Latinoamérica y ofrecer a los empresarios nacionales y extranjeros asesoría de calidad para provechar al máximo el sistema de recompensas a la creatividad.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.