100 días de cambios
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

100 días de cambios

COMPARTIR

···
menu-trigger

100 días de cambios

11/03/2019
Actualización 11/03/2019 - 11:56

Todo mundo coincide en que este primer tramo del gobierno federal ha sido sumamente intenso. Incluso hay quien dice que parece que han pasado años. ¿Qué ha sucedido en estos 100 días? He aquí algunos ejemplos:

  • Los Pinos dejaron de ser residencia oficial y pasaron a formar parte del Bosque de Chapultepec para disfrute de la ciudadanía.
  • Los miembros del Estado Mayor Presidencial fueron reintegrados a las fuerzas regulares del Ejército.
  • El avión presidencial se puso a la venta, igual que automóviles de lujo y aeronaves suntuarias del gobierno.
  • Disminuyó el sueldo del presidente en más de un 40 por ciento, y con ello, se reducen los sueldos de un gran número de altos servidores públicos.
  • Se cancelaron las pensiones millonarias de los expresidentes.
  • El aparato de espionaje político es integrado a la Secretaría de Seguridad Pública para realizar tareas de lucha contra la delincuencia y dejar de perseguir a opositores.
  • Fue nombrado el primer gabinete paritario entre mujeres y hombres.
  • Es nombrada la primera secretaria de Gobernación de la historia de México.
  • El gabinete tiene a los dos secretarios de Estado más jóvenes de todos los tiempos.
  • El salario mínimo tuvo el aumento porcentual más alto de los últimos 30 años. En la frontera norte aumentó en un 100 por ciento.
  • La inflación se redujo a menos de 4 puntos.
  • El índice de confianza del consumidor llegó a su nivel más alto desde el 2001.
  • El peso tiene el mejor desempeño de inicio de sexenio desde hace siete sexenios.

(En los primeros 100 días de López Portillo, De la Madrid, Salinas, Zedillo, Fox y Calderón, el peso registró devaluaciones de -3.32, -112.3, -3.18, -105.1, -1.78, -1.48 por ciento, respectivamente. Con AMLO la moneda acumuló un avance de 4.72.)

  • Se creó la zona libre en la frontera norte con la disminución del IVA de 16 a 8 por ciento y del ISR de 30 a 20 por ciento.
  • La política de devoluciones multimillonarias de impuestos a grandes consorcios se terminó.
  • Se crearon nuevos programas sociales de amplia cobertura para jóvenes sin empleo y sin escuela, para estudiantes de nivel superior y para personas con discapacidad, entre otros.
  • Se duplicó el monto de la Pensión para Adultos Mayores, que ahora reciben 2 mil 550 pesos bimestrales, y se universalizó la cobertura a todos los mayores de 68 años.
  • En materia de transferencias económicas a beneficiarios de programas sociales, se eliminó a intermediarios.
  • Todos los días a las 6 de la mañana es reunido el gabinete de seguridad pública con los secretarios de Seguridad Pública, Defensa Nacional, Marina, Gobernación y Consejería Jurídica.
  • La construcción del aeropuerto de Texcoco es cancelada.
  • Es emprendida la primera gran acción ofensiva contra el robo de combustible.
  • El robo de pipas de combustible bajó de mil 336 a 27 diarias.
  • Es lograda la aprobación de la Guardia Nacional en las cámaras del Congreso y los congresos locales.
  • Se aprueba la reforma en materia de extinción de dominio para recuperar bienes producto de la corrupción.
  • Se logra modificar la Constitución para que la corrupción, el fraude electoral, el robo de combustibles, el robo a autotransportes, el feminicidio y la desaparición forzada, entre otros, sean considerados delitos graves.
  • Comienza la liberación de presos políticos y de conciencia.
  • Política migratoria humanitaria, ordenada y basada en derechos.
  • Apoyo conjunto EU-México a Centroamérica.
  • Se recupera la política exterior de No intervención y autodeterminación de los pueblos.
  • El presidente de México ha ofrecido más conferencias de prensa que las que dieron Ronald Reagan, William Clinton, George W. Bush y Barak Obama en sus respectivos ocho años de presidencia.

Conclusión:

Inició el rescate patrimonial del Estado, la abolición de los privilegios de la clase política y la construcción del Estado de bienestar social.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.