Si somos comunidad, no podría ser de otra manera
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Si somos comunidad, no podría ser de otra manera

COMPARTIR

···

Si somos comunidad, no podría ser de otra manera

06/06/2019
Actualización 05/06/2019 - 21:00

En Cerveceros de México construimos una comunidad incluyente. Todos los días, empresarios, emprendedores, artesanos y trabajadores nos entregamos a favor de la cultura de la cerveza. A la par de promover el talento, desarrollo e innovación de los mexicanos en esta importante industria, buscamos el bienestar de la sociedad y los ecosistemas en los que crecemos.

En cuanto a lo primero, la cerveza es motor de orgullo porque somos el cuarto productor más importante del mundo. La calidad de nuestra bebida está a la altura de los gustos más exigentes, de consumidores tan diversos como los que habitan Estados Unidos, China, Reino Unido, Australia e, incluso, México porque hoy se compran más cervezas nacionales en otros países, que extranjeras en nuestro territorio. Juntos hemos ampliado oportunidades, cito un solo botón de muestra para dar idea de la magnitud: uno de cada cuatro productos agroindustriales exportado desde México es una cerveza.

En lo referente al bienestar de la sociedad en la que crecemos, nuestra entrega a ella es obligada. Si somos comunidad, no podría ser de otra manera. Los beneficios de la cerveza van más allá de las 700 mil fuentes de empleo directas e indirectas destinadas a trabajadores mexicanos, o del estímulo a agricultores nacionales para incrementar la cosecha de cebada -que hoy llega a las 968 mil toneladas al año-, principalmente provenientes de estados como Guanajuato, Hidalgo y Tlaxcala. En la comunidad conformada por Cerveceros de México estamos atentos a las preocupaciones sociales en torno a la cerveza. No las obviamos, nos encontramos comprometidos con atenderlas.

Por ello, impulsamos campañas de consumo responsable en población adulta, sensibilizamos a vendedores de consumidor final a no hacerlo a personas menores de edad, así como gestionamos el desarrollo de investigación científica para comprender mejor los distintos efectos de la bebida de calidad que producimos. Asimismo, es innegable la inquietud expresada en algunas comunidades sobre el manejo sostenible de los recursos naturales en nuestra vocación productiva, como es el caso del consumo y tratamiento de agua potable. Aquí también asumimos el liderazgo en generar certidumbre de soluciones de largo plazo cada vez más óptimas.

Cerveceros de México está a la vanguardia internacional por la tecnología que, en los últimos años, han venido adoptando sus integrantes para garantizar el crecimiento sostenible de la industria, mediante una reducción considerable del volumen de agua requerido por litro producido, así como un mejor reintegro del remanente de este recurso natural a los ecosistemas que dan sede a nuestra producción. Los dos grupos cerveceros más grandes del país realizaron importantes inversiones para cumplir compromisos de sostenibilidad.

Por un lado, Grupo Modelo cuenta con el mejor estándar a nivel mundial en el consumo de agua, además de que el 100% del líquido vital reintegrado al cuerpo receptor o alcantarillado recibe tratamiento previo, de acuerdo con los parámetros establecidos en la regulación. En paralelo, instrumenta programas piloto en Zacatecas, Durango y San Luis Potosí para el acopio sustentable de agua en las actividades agrícolas y la recarga de acuíferos. Por el otro, Heineken de México ha conseguido también los mínimos mundiales de consumo de agua, el próximo año regresará al ecosistema la totalidad del agua remanente y ha instrumentado un ambicioso programa de reforestación en la cuenca de Monterrey, Nuevo León.

La escala de la empresa no determina el compromiso con el desarrollo sostenible. Entre otras acciones impulsadas por cerveceras pequeñas y medianas, pongo sobre la mesa el ejemplo de Cervecería de Colima que ha logrado reducir en un tercio el consumo de agua en su proceso industrial, sus programas de captación de lluvias consiguen un volumen suficiente para producir cuatro meses al año sin la necesidad de recurrir a otras fuentes, están por alcanzar el 100% de tratamiento de aguas residuales y, junto con organizaciones expertas en el manejo de cuencas, instrumentan acciones para revitalizar más de 2 mil hectáreas en el estado de Colima en los próximos dos años.

Por todo lo compartido, en Cerveceros de México hacemos comunidad no sólo por el crecimiento económico que generamos, sino por los beneficios sociales y el cuidado comunitario que emprendemos. Nuestra responsabilidad tiene alcances globales. Queremos ser un activo en el cumplimiento de las metas nacionales de los Objetivos del Desarrollo Sostenible de la ONU y estamos en la ruta para conseguirlo.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.