Termina elección
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Termina elección

COMPARTIR

···

Termina elección

04/06/2019
Actualización 04/06/2019 - 15:09

Las elecciones del domingo terminan el periodo 2018, el de la ola morenista. Todavía les alcanzó para ganar las dos gubernaturas en juego, y uno de los congresos locales, el de Quintana Roo. Se llevaron los cinco municipios de Baja California, pero no pintaron mucho en las otras tres votaciones: Aguascalientes, Durango y Tamaulipas. Todos los resultados que comento son preliminares, con base en el PREP de cada entidad.

Primero hay que enfatizar la muy baja participación. En Quintana Roo, apenas el 22 por ciento de los electores se presentó a las urnas; en Baja California, Puebla y Tamaulipas, la participación rondó el 30 por ciento; apenas en Aguascalientes y Durango estuvo cerca del 40 por ciento, más normal en elecciones locales. El desinterés en la cosa pública es lo peor que puede ocurrir en un proceso de destrucción institucional como el que vive México: es la aceptación implícita del fin de la democracia.

Segundo: las gubernaturas. En Baja California, el PAN llevaba 30 años gobernando, y al desgaste natural hay que sumar el muy mal gobierno de Kiko Vega. Todo estaba puesto para que otro partido llegara al poder. El año pasado, Morena barrió la entidad (y todo el noroeste del país), de forma que no hay sorpresa. Pudo ganar Tijuana una opción diferente, alrededor de Leyzaola, pero no les alcanzó.

En Puebla, Rafael Moreno Valle destruyó al PAN hace tiempo, utilizando el membrete para su grupo político, proveniente del PRI. Con eso le alcanzó incluso para ganar la gubernatura para su esposa, pero perdió todo lo demás en la elección de 2018. A la muerte de ambos, ese grupo se dispersó, y el vacío no alcanzó a llenarse con la candidatura de Enrique Cárdenas. Gana Morena por diez puntos, con un candidato muy enfermo.

En los congresos estatales en juego, Quintana Roo y Tamaulipas, uno va a Morena y el otro al PAN. En Quintana Roo todo juega alrededor de viejas familias, y los membretes partidistas no tienen tanta importancia. Adicionalmente, es una entidad poblada por inmigrantes, que aún no se han aclimatado lo suficiente. Tal vez por ello, la bajísima participación. En Tamaulipas, el PAN se lleva 21 de 22 distritos, y derrota a Morena con 20 puntos de ventaja.

En Aguascalientes, el PAN gana con una ventaja similar, pero con eso le alcanza para 5 de los 11 municipios. Los demás se distribuyen entre el PVEM (2), y uno para PT, Morena, PRD y PRI. La capital del estado, que representa 60 por ciento del padrón, la gana el PAN dos a uno a Morena. En Durango, donde la participación fue de casi 45 por ciento, tenemos la votación más dispersa. De los 39 municipios, el PAN gana dos de forma individual, y 16 en alianza con el PRD. En esta entidad es en la única de las seis donde el PRI existe, y gana 16 municipios, alcanzando 22 por ciento del voto (frente a 31 por ciento del PAN-PRD). Morena participó también de forma individual, y sumó 17 por ciento de la votación, que le alcanzó para dos municipios. Sus aliados nacionales, PT y PVEM, pudieron sumar 11 por ciento del voto y otro municipio. También en Durango es el único caso en que Movimiento Ciudadano tiene presencia importante, con casi 13 por ciento de la votación, pero no llegó a ganar alguna alcaldía.

Conclusiones: Aunque hay parecido con la votación de 2018, Morena tiene menos fuerza. El PAN consolida su posición en el noreste del país. El PRI prácticamente desaparece. Aunque muchos leen en esto un claro triunfo de Morena en 2021, esta columna lo ve exactamente al revés: no pudieron avanzar, apenas retener, y, con dificultades, lo obtenido en 2018.

Lo grave: Los mexicanos no quieren participar. Están dispuestos a entregar su país.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.