menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Oportuno

COMPARTIR

···
menu-trigger

Oportuno

26/10/2020
Actualización 26/10/2020 - 12:25

Tal vez usted recuerde que desde que la pandemia nos obligó a enclaustrarnos, por allá de abril, esta columna intentó estimar el comportamiento de la economía haciendo uso de indicadores poco ortodoxos, como el consumo eléctrico o de combustibles, las ventas de ANTAD, la actividad industrial de Estados Unidos, o las expectativas de empresarios. Bueno, pues el Inegi ha decidido quitarme esa chamba.

La semana pasada presentaron el Indicador Oportuno de Actividad Económica (IOAE), que es precisamente una estimación del comportamiento de la economía mucho más oportuno que el IGAE. Para construirlo, incluyen variables como las que usamos aquí, más otras como el crecimiento del dinero en circulación en su definición más amplia (M4), diversos datos de empleo, los índices de bolsas de valores en México y Estados Unidos, e incluso indicadores de movilidad de Twitter o de cubrebocas de Google.

Este miércoles darán una presentación de la metodología a la que invitaron al autor de esta columna, así que ya le comentaré más en el futuro. Por el momento, es un placer dejarle ese trabajo a Inegi, que es uno de los organismos nacionales de estadísticas más eficientes del mundo. A partir de ahora, al cierre de la tercera semana del mes nos informarán de la estimación oportuna del comportamiento de los dos meses previos. En cada ocasión, nos estarán anunciando una proyección de actividad industrial para un mes, y de dos meses para el caso de servicios. Este indicador aparecerá de forma casi simultánea con las encuestas de comercio y servicios, que supongo les sirven para calibrar, pero unos días antes del IGAE. En suma, nos va a adelantar información en prácticamente un mes. No de forma exacta, pero con un intervalo que parece bastante razonable, especialmente en estos momentos tan complicados.

El dato que se publicó la semana pasada apunta a que tuvimos un crecimiento en agosto de 2 por ciento frente a julio, o de -8 por ciento contra agosto de 2019. Para septiembre, la estimación es un incremento de 1 por ciento con respecto a agosto, o de -7 por ciento contra septiembre de 2019. Usted ya habrá podido confirmar hoy el primer número, porque se publica el IGAE. Y este viernes podremos verificar la segunda cifra, porque se publicará la estimación oportuna del PIB al tercer trimestre.

La estimación puntual del IOAE para el trimestre es de una contracción de -8.2 por ciento contra el tercer trimestre de 2019, con un intervalo que va de -9.4 por ciento a -7 por ciento. Con esto, los primeros nueve meses del año promediarán entre -9.1 y -9.9 por ciento. Si quiere usted celebrar, puede hacer la cuenta contra el segundo trimestre, y encontrar un crecimiento de 13 por ciento (que después de la caída de -19 por ciento, es un rebote incompleto).

Es muy probable que si la estimación central de Inegi es correcta, tengamos que dar una revisada a los pronósticos para el año, hacia el lado positivo. Sin embargo, es importante recordar que este nuevo indicador no es una estadística, es decir un dato, sino una estimación, y como todas ellas, está sujeta a errores. Por eso Inegi lo publica dentro de su espacio de investigación.

Cabe mencionar que el ritmo de rebote se ha ido reduciendo notoriamente, y en septiembre la industria habría tenido una recaída, según el IOAE. Por ello, todavía no podemos estar seguros de si lograremos evitar una caída de doble dígito para el año entero. Ojalá así sea.

Esta columna agradece cumplidamente a Inegi por quitarnos chamba. Ya no tendremos que andar pepenando datos por todos lados, realizar estimaciones e intentar dar coherencia a información muy diversa. Inegi lo hará por nosotros. De cualquier forma, seguiremos analizando la información que publican, pero podremos concentrarnos en dar contexto. De algo servirá.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.