La industria en 2019
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

La industria en 2019

COMPARTIR

···
menu-trigger

La industria en 2019

12/02/2020
Actualización 12/02/2020 - 11:24

Ya tenemos todos los datos de actividad industrial de 2019. No fue un buen año, pero eso ya lo sabía usted. Lo interesante es que es posible que hayamos tocado fondo en los últimos tres meses del año, y que podamos tener una recuperación durante 2020. No será grandiosa, y ni siquiera es segura, pero sí parece que podemos tener algo de esperanza.

Empecemos con la minería, que en un 85 por ciento es producción de petróleo. La caída durante 2019 fue de -5 por ciento, pero hay una gran diferencia entre la primera mitad del año y la segunda. En el primer semestre, la contracción era de -7.7 por ciento, y en el último trimestre fue de apenas -0.3 por ciento. La razón es que Pemex logró reducir significativamente la caída de producción, y las privadas lograron que en diciembre ya fuese superior al año previo. Esto es importante porque el petróleo había reportado contracciones desde 2004, aunque a veces muy inferiores a la del año pasado. Por eso mismo no está claro si se logrará seguir incrementando la producción, pero al menos el cierre del año fue bastante bueno, en comparación.

En el rubro de generación de electricidad, y transporte de gas y agua, casi siempre hay crecimiento, pero también se puede ver una diferencia entre los dos semestres. En el primero, el crecimiento fue de 1 por ciento; mientras que en el segundo fue superior a 3.5 por ciento. Podríamos tener en 2020 crecimientos de 4 o 5 por ciento por trimestre en este renglón, si fuesen un poco menos ideológicos en CFE. Ya veremos.

La gran tragedia del año pasado ocurrió en construcción, que se contrajo -5.1 por ciento. Es casi tan mal dato como el de 2009, cuando la crisis global. Ahora, como sabe usted, fue por decisión propia. A diferencia de las otras dos ramas, aquí no es mejor el segundo semestre. En el primero la caída era de -4 por ciento, mientras en el segundo superó -6 por ciento. Aún así, el cuarto trimestre es un poco menos malo que el tercero. No esperaría yo aquí datos positivos por buena parte de 2020, pero sí es posible que las contracciones sean menores (ya de por sí estamos en niveles muy bajos).

Quedan las manufacturas, en las que el comportamiento viene del exterior, principalmente. Ya habíamos comentado que en los últimos meses de 2019 hubo una contracción en la demanda estadounidense (de su industria), y ahora vemos que sufrimos una contracción de -1.4 por ciento en el último trimestre. Los demás fueron positivos, aunque bajos, de forma que el total anual es un muy pequeño crecimiento: 0.3 por ciento.

No está fácil saber lo que ocurrirá en este año con manufacturas. Por un lado, el dato adelantado de industria estadounidense fue muy positivo en enero, pero en ese mismo mes la producción de vehículos en México cayó -4 por ciento. Menos que en los meses previos, pero todavía caída. El impacto del coronavirus en las cadenas productivas que pasan por China está aún por verse, y podrían ampliar el valle de la demanda industrial estadounidense. En principio, esperaría que durante este año haya un mejor comportamiento en las manufacturas en México, sin ser espectacular.

Con base en lo anterior, la industria en México podría moverse entre 0 y 1 por ciento durante este año, y el factor de duda es la producción de petróleo. Si nos quedamos por ahí de 1.7 mbd, como hemos estado unos meses, entonces apunte usted al cero. Si se lograse incrementar la producción hasta 1.78 mbd, en promedio (que implicaría estar cerca de 1.85 mbd en diciembre próximo), entonces se puede llegar a un crecimiento de 1 por ciento .

Esto es sólo la industria, que representa un poco más de un tercio de la actividad de la economía mexicana. Habrá que esperar para ver el comportamiento de los servicios. Ya lo platicaremos.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.