Tiro al blanco

México, la gran apuesta de la UFC

Las instalaciones del Performance Institute de Las Vegas son demenciales, un auténtico lujo. Bien, pues ese magnífico recinto ya ha sido replicado aquí, en México.

Hace unos meses me tocó conocer el Performance Institute de Las Vegas. Las instalaciones son demenciales, un auténtico lujo. El atleta entra ahí y no debería tener motivos para salir. Gimnasio de altísimo rendimiento, fisioterapeutas, nutriólogos, entrenadores, comedor, sala de entretenimiento, de recuperación… luego al lado está el UFC Apex, la arena, donde también tienen todo para hacer, además de un increíble set para presentar las Fight Nights, con la máxima tecnología de producción, sala de prensa, cabinas de transmisiones, vestidores, otro gimnasio gigantesco, más salas de descanso y recuperación.

El viernes previo al Super Bowl, me tocó verlo en acción. Si ya era una locura, lo que se vive en una noche de peleas es fascinante e impresionante. La atención es máxima, desde la alfombra roja que se monta a la entrada, hasta las hostess que te señalan tus lugares, desde donde se ve bien en cualquier sitio. El hospitality tenía una barra de comida griega deliciosa, distintos tipos de alcohol, incluidos los de la casa, el whiskey Howler Head y la hard Seltzer Happy Dad, que, aunque no son de Dana White, él es un gran entusiasta para ambas marcas. Ese viernes hubo artistas, influencers, deportistas de otras disciplinas, como el propio portero español ex Real Madrid y Selección de España, Iker Casillas, quien, pese a no ser un fanático de los deportes de contacto, reconoció el nivel del espectáculo que estaba viviendo.

Dana White es el CEO de UFC, la mente maestra que suelta ideas a diestra y siniestra, y juntó a un equipo capaz de cacharlas y hacerlas realidad. No importa qué tan locas estén, si Dana dice, se hacen. Por ejemplo, la pelea numerada que se llevará a cabo en el Sphere de Las Vegas en septiembre, cuando aprovechó que la T-Mobile Arena albergará una pelea de box para salirse del recinto que también es su casa, para probar la magia del maravilloso nuevo escenario de la Ciudad del Juego. Y el líder del proyecto ya anunció: “quiero conseguir algo que nadie más logre conseguir de nuevo”.

Será en septiembre, durante las celebraciones de la Independencia de México, y será un tributo de Dana y la UFC a este país, quizá el destino favorito del empresario. La noche más grande de la historia de la UFC se la va a dedicar a México, ¡cómo no sentirse halagados!

¿Quién va a pelear? No es relevante aún. Será una gran pelea. No es necesario anunciar a los peleadores porque, pese a su importancia, a diferencia del boxeo, no es el peleador el más importante, sino la UFC, la institución, nadie por encima de ella. Por eso no importa si sale Ronda Rosey o sale Conor McGregor, la UFC va a dar espectáculo porque es una fábrica, por eso es tan importante el Performance Institute.

Bien, pues ese magnífico Perfomance Institute de Las Vegas ya ha sido replicado aquí, en México, y Dana está en el país para cortar el listón, pasando unos días intensos y divertidos de cara a la Fight Night de México, mañana -la tienen que ver por FOX Sports, jeje-. Es fenomenal que la UFC demuestre de forma tan palpable que su segunda casa es el vecino del sur. Además, montó una cartelera con 10 peleadores nacionales con el campeón Brandon Moreno como el estelar de la noche ante Brandon Royval. Nadie se la debe perder, “prohibido parpadear”. Hoy por la noche, también habrá función de Budo Sento, una compañía avalada por UFC que servirá de semillero desde México para aportar más peleadores a la Ultimate Fighting Championship.

La UFC ya es una alternativa real al boxeo, el segundo deporte más popular en México después del futbol. Lo es porque, con paciencia, profesionalismo, creatividad e inversión, ha logrado crear un producto sumamente atractivo y serio a la vez. No existe ni comparación entre las polémicas decisiones que se dan en el boxeo respecto la UFC. Su credibilidad es a prueba de balas.

Para quienes no están inmersos en el mundo de la UFC, es sumamente recomendable darse permiso de seguir lo que están haciendo. Como dije en el primer párrafo, es demencial. Un enorme ejemplo de hacia dónde van los deportes de contacto y cómo deben gestionarse. Enhorabuena.

No puedo terminar este espacio sin este texto: Yo nací profesionalmente el día que conocí a Ernesto López Robles, mi mentor, hace casi 18 años, en los que pude acompañarlo en el periódico del que fue uno de los fundadores y ahora, en FOX Sports México. Quienes lo conocieron saben que no estoy exagerando. No existen palabras para describir lo que sembró en mí. Dejó esta vida el martes, ya descansa en paz.

COLUMNAS ANTERIORES

Messi, bienvenido a Monterrey
Liga MX vs. MLS: El futbol vale más que el dinero

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.