Impuestos en México, tres mitos
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Impuestos en México, tres mitos

COMPARTIR

···
menu-trigger

Impuestos en México, tres mitos

04/03/2020

En una publicación de la UNAM, Hacia una reforma fiscal para el crecimiento, su autor, José I. Casar, sostiene, con base en cifras de la OCDE, que sitúan a México con la menor captación fiscal/PIB de sus miembros, que los impuestos en México son bajos, por lo que es necesaria una reforma fiscal que aumente impuestos a los que más tienen a 42 por ciento y aplique el impuesto a la herencia, para dar más recursos al gobierno, incentivar el crecimiento y reducir la desigualdad vía el gasto social.

La investigación parte de premisas falsas. Una cosa es la baja captación fiscal con relación al PIB y otra que los impuestos sean bajos. La captación es baja por dos causas. Una es que los impuestos son altos y opera la llamada Curva de Laffer: a determinado nivel de altos impuestos baja la captación.

En 2012, con menos impuestos la recaudación fue mayor (19.6 por ciento del PIB) que en 2018 (16.1 por ciento), después de una reforma fiscal (2013) que elevó impuestos (datos de la OCDE).

En México las empresas deben entregar más de la mitad de sus utilidades comerciales al gobierno, 55.4 por ciento, según datos del Banco Mundial, Doing Bussiness 2019. Ese porcentaje rebasa la media mundial, que es 40.4 por ciento. En EUA es de 36.6 por ciento y en Canadá de 24.5 por ciento. Los impuestos al consumo son más del doble en México que en California y Texas, estados vecinos en la frontera norte. Ver análisis de mi autoría en cisle.org.mx titulado Más impuestos menos crecimiento. Por ser altos los impuestos y en parte robados y derrochados por los gobernantes, muchos ciudadanos tratan de no pagarlos. Los altos impuestos y su desviación impulsan a que más de la mitad de los trabajadores productivos y pequeñas empresas operen en el sector informal para no pagar impuestos (57 por ciento, según datos del Inegi)

El mayor gasto 'social', repartir dinero por el gobierno, teóricamente a los de escasos recursos, solo sirve para justificar egresos y aumentar clientelismo, pero no reduce la pobreza, verdadero problema a combatir, no la desigualdad, cuyo combate solo da votos. Ver mi libro Justicia social injusta.

La investigación aludida sostiene tres premisas falsas, de las cuales parte la recomendación de aumentar más los ya altos impuestos: los impuestos son bajos en México, falso; el mayor gasto público aumenta el crecimiento, falso; y la repartición de dinero por el gobierno reduce la pobreza, falso.

Twitter: @luispazos1

Mail: lpazos@prodigy.net.mx

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.