Luis Pazos

México, avanza o retrocede

Al analizar las principales variables macroeconómicas, queda claro que retrocedimos con la administración de López Obrador.

Complicado dar datos exactos si México avanzó en cinco años del gobierno izquierdista de Morena o se atrasó, pues los métodos para medir la pobreza los cambiaron. Los datos que presenta el gobierno difieren a los de organismos internacionales, como la Cepal, dependiente de la ONU.

Las pérdidas de las empresas estatales llegaron a niveles récord con el actual gobierno de Morena.

El monto de millones sin un destino claro en las nuevas megaempresas estatales del gobierno: Tren Maya, Dos Bocas, Segalmex (antes Conasupo) y el Aeropuerto de Santa Lucía, son récord en la historia moderna de México, según datos de la ASF.

Las remesas también llegaron a niveles no vistos en sexenios anteriores. Cada día más mexicanos, pobres en su mayoría, piden más dinero a sus parientes que trabajan en EU para sobrevivir.

La cantidad de mexicanos que legal e ilegalmente migraron o trataron de migrar a Estados Unidos este sexenio, aumentaron.

El poder adquisitivo de los salarios ante una inflación ascendente se redujo. La inflación en el 2018 fue de 4.9 por ciento y en el 2022, de 7.8 por ciento (INEGI)

El déficit presupuestal del sector público en relación al Producto Interno Bruto por habitante aumentó de 2.14 por ciento del PIB en 2018 a 4.33 por ciento del PIB en 2022.

Al analizar las principales variables macroeconómicas vemos que retrocedimos en los cuatro o cinco años del actual gobierno; pero hay remedios, siempre y cuando el gobierno, en los meses que le quedan, cambie de camino, lo que es casi imposible, pero si el próximo gobierno no cambia el camino y no ordena las finanzas públicas, reduce su gasto, frena su deuda y privatiza las empresas estatales, es casi inevitable una crisis.

Si continúa por el mismo camino es posible que al finalizar este gobierno o a principios del otro, se presente una crisis económica de las más graves del México moderno.

El primer paso para evitarla es que el actual y el próximo gobierno acepten que la economía va de mal a peor, y después tomen las medidas necesarias para corregir esos males.

Hay suficientes variables macroeconómicas que dejan claro la gravedad de la economía de México, que si la pasan por alto el actual y el próximo gobierno se presentará una recesión con inflación, que perjudicará más a los pobres y a la clase media.


COLUMNAS ANTERIORES

AMLO tolera dictaduras
Del socialismo a la dictadura

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.