Luis Pazos

Venezuela, de rica a pobre

De ser el país más rico en América Latina, actualmente se califica a Venezuela entre los más pobres.

En el siglo XX Venezuela tuvo uno de los niveles de vida más altos del mundo. La consideraban entre los 10 países más ricos de todos los continentes.

Millones de personas de América Latina y Europa inmigraron a Venezuela. Era el país que más inmigrantes recibía en Latinoamérica.

De ser el país más rico en América Latina, actualmente se califica a Venezuela entre los más pobres. Es uno de los países de donde emigran más ciudadanos, la mayoría de los cuales pasan por México para entrar legal o ilegalmente a los Estados Unidos.

La causa de su creciente pobreza no fue un terremoto o una guerra, sino la llegada al poder, por la vía democrática, de un militar de izquierda, quien obtuvo más votos en una elección, que le permitió convertirse en el presidente de Venezuela. Hugo Chávez implantó un sistema económico al que llamó “El socialismo del siglo XXI”, que según él reduciría la pobreza y elevaría el nivel de vida de los venezolanos.

Chávez gobernó a Venezuela por varias décadas y heredó el poder a Nicolás Maduro, quien fue su fiel ayudante durante todos los años que gobernó. De 1999 al 2023, en el poder de Chávez y Maduro, denominaron a sus regímenes “El socialismo del siglo XXI”, cuyo lema es “Patria, socialismo o muerte”.

Los gobiernos de Chávez-Maduro, que hasta ahora llevan 24 años en el poder, son considerados populismos de izquierda y de culto a la personalidad.

Cuando llegó Chávez al poder, 1999, el PIB por habitante de Venezuela era de 4,133 dólares, en 2022, sin tomar en cuenta la depreciación real de la moneda venezolana, cayó a 3,500 dólares, un 17% menor que cuando llegó Chávez al poder.

Venezuela, uno de los países con más recursos naturales del mundo, es un ejemplo claro de los frutos del socialismo, que en realidad es un capitalismo de Estado, en el cual los gobernantes concentran el poder político y económico, y reducen las libertades de los ciudadanos.

El retroceso de la economía venezolana tiene su origen en el sistema que adoptaron, el que hace ricos y poderosos a los gobernantes, y pobres con menos libertades a su pueblo, en cuyo nombre los socialistas dicen que gobiernan.

COLUMNAS ANTERIORES

Corrupción récord de Morena
Desvíos millonarios de la 4T

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.