Luis Pazos

Tlatelolco 68: hechos contra dichos

Quienes no aceptan que la inmolación de estudiantes la causaron los mismos que tramaron el movimiento estudiantil, olvidan los hechos básicos que rodearon la matanza del 68.

Decía Joseph Goebbels, ministro de propaganda de Hitler: “Una mentira, repetida adecuadamente mil veces se convierte en una verdad”, en una “verdad histórica” para juzgar hechos sin necesidad de comprobarlos, que a fuerza de remacharla la adoptan ignorantes de los hechos o dogmáticos, quienes insultan y descalifican a los que no comparten su “verdad histórica”.

No hay hechos concretos que desmientan la tesis de que los estudiantes y soldados muertos y heridos en la plaza de Tlatelolco el 2 de octubre de 1968, fueron provocados por los mismos líderes radicales de izquierda, que tramaron ese movimiento para levantar la indignación de la sociedad y se cancelaran las olimpiadas. Las explicaciones generalizadas sobre los muertos del 68 son dichos que se repiten sin probarlos: “fue el Estado” o “el ejército”.

Quienes no aceptan que la inmolación de estudiantes la causaron los mismos radicales que tramaron el movimiento seudo estudiantil del 68, olvidan, esconden o desconocen los hechos básicos que rodearon la matanza del 68.

HECHOS:

1. El movimiento fue tramado por grupos organizados de ideología izquierdista: mantas, pintas, consignas e ideología de los organizadores lo dejan claro.

2. El mitin de Tlatelolco el 2 de octubre no se reprimió, se llevó a cabo, rodeado por soldados ante esperados enfrentamientos. Hablaron varios líderes del movimiento, los que sospechosamente se retiraron inmediatamente.

3. El General a cargo de los soldados pidió a los jóvenes que permanecían en la plaza, ya terminado el mitin, que se retiraran.

4. A los pocos minutos, de un edificio empezaron a disparar con una ametralladora a estudiantes y soldados.

5. Estudiantes y soldados cayeron muertos y heridos.

De esos hechos se debe partir para sacar conclusiones lógicas de los autores de la matanza de Tlatelolco. Si no se parte de ellos, de los que hay fotos, videos y narraciones de los que lo vivieron y de la prensa, lo dicho sobre el 68 son cuentos, novelas o dogmas, no una verdad histórica. Más fundamentos, datos y razonamientos lógicos para cimentar la tesis de la inmolación de estudiantes por líderes del movimiento, en la monografía “Tlatelolco 68: 50 años de mitos.” (http://bit.ly/2RgEnv5)

COLUMNAS ANTERIORES

Corrupción récord de Morena
Desvíos millonarios de la 4T

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.