Jet Lag

Las vacunas no llegan y el alcalde de Mérida no dice nada

Mérida no está considerada aún en el plan de vacunación, a pesar de tener la mayor concentración urbana de la península, con una cifra de fallecidos que asciende a mil 727 personas.

El epicentro del Covid-19 en Yucatán está en Mérida y el gobierno federal ha decidido iniciar la vacunación en zonas mucho menos pobladas, como los municipios de Kaua, Umán o Motul. El alcalde Renán Barrera no se ha pronunciado ni emitido ningún extrañamiento. Nuestro representante en el municipio se ha mantenido pasivo e indiferente ante la campaña de vacunación más importante de la historia.

Breve recuento de la vacunación en Yucatán

Como en el resto del país, se ha dado prioridad al personal de salud de las instituciones públicas. Decisión en parte correcta, ya que el personal médico y de enfermería son el primer frente de combate a la enfermedad. Decisión en parte incorrecta, en cuanto a solo cubrir a las instituciones públicas y dejar en la indefensión al personal de los hospitales privados, que ya se han manifestado públicamente ante dicha injusticia.

Después del personal médico, el 15 de febrero se inició la vacunación a los adultos mayores, el rango de edad más vulnerable al Covid-19. Al día de hoy, los cinco municipios beneficiados han sido Valladolid, Conkal, Motul, Umán y Kaua.

Vale la pena comparar el número de personas fallecidas en cada uno de estos municipios, a saber: Valladolid 119, Umán 106, Motul 72, Conkal 18 y Kaua 5.

¿Por qué no se vacuna aún en Mérida?

Mérida no está todavía considerada en el plan de vacunación, a pesar de tener la mayor concentración urbana de la península, con una cifra de fallecidos que asciende a mil 727 personas.

Basado en sus propias declaraciones, ni el gobernador de Yucatán, Mauricio Vila, tiene una idea clara de los criterios usados para iniciar con los municipios menos poblado, que no son particularmente los más afectados por el Covid-19.

Al ser desconocidas las razones por las que el gobierno federal ha tomado esas decisiones, solo queda aventurar algunas hipótesis:

  1. Son tan pocas las vacunas disponibles, que se escogen a los municipios en donde se pueda cubrir a la totalidad de las personas de la tercera edad.
  2. Se está 'practicando' en municipios pequeños para después aplicar la vacuna en la capital.
  3. El gobierno federal alude a motivaciones políticas por encima de la salud.

Ningún posicionamiento del alcalde de Mérida

El presidente municipal se ha mantenido casi totalmente al margen. Queda claro que la autoridad municipal no tiene voto en esa decisión federal, pero voz sí que la tiene. Si hay algo que tiene la persona que ocupa un cargo elegido por el pueblo, en cualquier nivel de gobierno, es la capacidad de levantar la voz y ser escuchada para defender a sus gobernados. Renán Barrera no lo ha hecho.

Es necesario que nuestro alcalde solicite de manera clara al presidente de México, que Mérida sea incluida ya en la campaña de vacunación. Es necesario que levante la voz y defienda a sus conciudadanos y no solamente que se pare a observar cómo pasan las vacunas.

Hay razones de peso para solicitarlo. Es en Mérida donde más nos estamos muriendo.

Conclusiones

  1. Si bien la vacunación es un tema federal, la autoridad municipal a cargo de Renán Barrera bien podría haberse posicionado. El alcalde se ha mantenido pasivo y displicente en este tema.
  2. Mérida es el epicentro del Covid-19 en Yucatán y la entidad está quedando relegada en el proceso de vacunación.

COLUMNAS ANTERIORES

Resurgimiento del turismo en Yucatán
¿Qué hacemos con la cultura y las artes?

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.