¿Y los consejeros independientes de Pemex, apá?
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Y los consejeros independientes de Pemex, apá?

COMPARTIR

···

¿Y los consejeros independientes de Pemex, apá?

07/01/2019
Actualización 07/01/2019 - 12:23

Algo que sorprende es que los llamados consejeros independientes de Pemex no han dicho ni esta boca es mía frente al escándalo de robo de gasolina que se ha destapado, calculado por la nueva administración de Pemex con costo al erario de 60 mmdp.

Sin embargo, debemos suponer que en las sesiones del consejo (y debe constar en actas) debieron de haber cuestionado un sinfín de ocasiones a la administración de Lozoya, González Anaya y Treviño, por tolerar estas pérdidas, así como exigir que se cuantificaran las pérdidas y la solución de ese problema.

Placeholder block
Octavio Pastrana.Fuente: Especial

Ahora bien, si no consta en actas y dieron su firma y aprobación a los estados de resultados y financieros de Pemex que les presentaron cada trimestre, se convirtieron en corresponsables, ¡así de fuerte! Ya que no cumplieron técnicamente con su obligación ante los accionistas y acreedores internacionales de la empresa. No sólo eso, sino que se exceden en su autoestima. Un ejemplo, Octavio Pastrana, que en realidad es ciudadano originalmente de Colombia y exdirector de BP, quien, antes de ser consejero independiente, nombrado por Videgaray, estuvo armando esquemas de negocios privados con Pemex. Al aceptar ser consejero incurrió en conflicto de interés y ni por eso se abstuvo de aceptar el nombramiento.

De hecho, por el robo de combustible los tenedores de bonos pueden demandarlos en los tribunales de NY o donde se hayan emitido los bonos, cuando menos por negligencia. Eso es realmente lo riguroso en una empresa que tiene verdadero gobierno corporativo. Los consejeros tienen que asumir responsabilidades y no nada más ir a cobrar. Por cierto, en la próxima asamblea, Rocío Nahle podría preguntar cuáles han sido las posturas de cada uno de ellos.

Placeholder block
Rocío Nahle.Fuente: Especial

El 27 de diciembre Denise Dresser escribió un tuit por los momentos de crisis vividos en Puebla por la tragedia sucedida y el actuar del presidente. Ese tuit fue bajado de la red y, ojo, la señora Dresser puede decir lo que quiera como analista, escritora y activista; el PERO fue que Jonathan Heath contestó el tuit diciendo “de acuerdo”. Pues como ciudadano podrá decir lo que guste y mande, sin embargo ya representa una institución. Banxico no se mete en política, ¿o sí?

Placeholder block
Tuit de Jonathan Heath.Fuente: Especial

Como aquí le comenté, y atentando contra la ética, el 28 de diciembre Luis María Aguilar, aún como responsable del Consejo de la Judicatura Federal y a días de dejar su encomienda, quiso matar víbora en viernes, al entregar un contrato de servicios de telecomunicaciones con un valor de al menos 2 mil 400 mdp en una licitación que pudiéramos describirla como amañada. ¿Las razones? Fue armada al dos para las tres, con plazos muy cortos y con restricciones excesivas para los potenciales participantes.

Me explico: la licitación fue convocada a sólo un mes del vencimiento del contrato que tenía con Telecomm; luego, estableció que en sólo tres días naturales el ganador diera continuidad al servicio y, por si eso fuera poco, fijó un plazo de cuatro meses para la implementación total de servicios y es que, a decir del sector, esto es imposible, por lo que el sospechosismo se desató y aseguran que fue una licitación dirigida a un solo jugador. ¡Quíhuboles! Ah, pero esto no fue todo, súmele que además implementó una “evaluación financiera” excesiva y contraria a las normas vigentes y ajenas a este proceso. Fue tal el sesgo, que incluso pusieron trabas a la presentación de propuestas conjuntas (siéntense para seguir leyendo) sin importar que hubieran representado una competencia real al ganador. Es decir, lo importante no fue que ganara el mejor, sino el mío y ganó… Telmex.

Ahora bien, la llegada del ministro Arturo Zaldívar a la presidencia de la SCJN y, por tanto, al CJF abre camino a una nueva era en la forma de ver y hacer valer la justicia, incluso dentro de los procesos de este poder. Su llegada generó la esperanza de que en una de esas se podría reponer esta licitación, pues su reputación, más que bien ganada, es que Zaldívar es enemigo de la corrupción.

Placeholder block

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.