menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Tripulación de Interjet: armen toboganes

COMPARTIR

···
menu-trigger

Tripulación de Interjet: armen toboganes

25/11/2019

Mayday, mayday, mayday, Houston, we have a problem, y el responsable no es Santander, como Miguel Alemán Magnani asegura, e Interjet sí está a, 3, 2, 1 de un aterrizaje forzoso.

Luego entonces, vaya por un café y siéntese cómodamente para seguir leyendo.

En vísperas de Semana Santa, finales de marzo para ser más exacta, en este mismo espacio les informé que Interjet había cancelado sin previo aviso 60 vuelos y que las razones que daban en los mostradores del aeropuerto eran por problemas de gestión de personal. En radio pasillo se decía que estaba quebrada. Luego, el 17 de julio anuncian con bombo y platillo que Miguel Alemán y su grupo le había comprado Radiopolis a Televisa por más de 1,200 mdp. Obvio, la industria aeronáutica puso cara de ¡what!, pues a todo el mundo les debían dinero. Tan fue así que, para mediados de agosto, el SAT le embarga las cuentas por sus adeudos fiscales.

Leído lo anterior, cómo ven que a la fecha Alemán le echa la culpa a Santander, por ende a Héctor Grisi, por no haber podido comprar Radiopolis, al no darle el crédito. Pero ojo, no le dijeron que NO, le dijeron, para otorgártelo: Opción 1.- tu papá debe ser aval. Opción 2.- consigue el primer pago de un 50% que le tienes que dar a Televisa, y ya contra las acciones nosotros te soltamos en crédito lo restante. Obvio, el banco no es beneficencia y, como bien sabemos, para prestar, siempre tienen claro cómo se cobrarán ¿o no? Es más, escalaron el tema hasta Ana Botín, amiga personal de Miguel, y estuvo de acuerdo en sólo otorgar el crédito bajo las condiciones antes mencionadas.

A Televisa, en la fecha del primer pago, le pidieron una prórroga, la cual dieron sin decir esta boca es mía. Sin embargo, fue pasando el tiempo y no pagaban, y un día, tipo EPN, les dijeron: “te lo firmo y te lo cumplo”. Sí, les firmaron un pagaré por 624 mdp EXTRA ¡así como lo están leyendo! Luego entonces, ya no deben 1,200 millones, sino 1,824 millones.

Negociazo que dejaron ir

Radiopolis ya es el número uno en radio –audiencia total– y en sólo radio hablada, la W es la número 3, detrás de 103.3 y 104.1. Ahí me puede escuchar lunes y miércoles con Risco y Warkentin en Así las Cosas, a las 8:30 am, ¿cómo resistirme al comercial?

Y aunque digan que no es cierto, las cuentas de Interjet sí están embargadas para Miguel, pues él ya no puede tocar un peso de estas. Aquí copia de la orden.

Le han embargado todos sus “derechos corporativos” en Interjet y en decenas de otras empresas y propiedades como las oficinas en Grupo Alemán, en Bosque de Castaño; un terreno en Acapulco Diamante de 70 mil metros cuadrados, la Plaza Marbella de Acapulco y, obvio, su empresa petrolera que tiene en sociedad con Amado Yáñez.

Interjet…

Está a punto de un aterrizaje forzoso. Pero no se me espanten de más, pues el 95 por ciento de sus rutas están cubiertas por Aeromexico, Volaris o Viva Aerobus. ¿Qué paso? Tuvieron una superidea, pero un muy mal plan de negocios. Baste decir que no es pública (ipo o deuda), porque nunca fue rentable. Sus gastos superaban sus ingresos. El punto de inflexión fue la compra de los aviones rusos Sukhois, los cuales, aunque ya no vuelan, los siguen pagando.

Hoy, sus deudas son más menos así: de IVA, de 2012 a 2017, retuvieron pero no pagaron 700 mdp y esto es cárcel. A Seneam (espacio aéreo) le adeudan 130 mdp, razón suficiente para que SCT no les permitiera volar. De hecho, hace unos días tuvieron que ir de emergencia al “centro Mérida”, porque le debían al Seneam de Centroamérica y ya no podía volar hacia Centro y Sudamérica; algo negociaron y les permitieron seguir volando. Bueno, en el Buen Fin no pudieron participar, puesto que el requisito es no tener adeudos de las obligaciones fiscales. A GE le deben cuatro o cinco motores.

Etapa Terminal

Puesto que ya agotó todas las instancias para sacarla adelante, queda meterle lana, prevender boletos para tener flujo. Ya vendieron sus airbus y los rentan. Ya se han financiado vía proveedores, y lo último es hacerlo con el fisco, que ya también lo hicieron y por eso los embargó el SAT. American Express les retiene los pagos hasta 3 semanas para cubrir a sus clientes de una quiebra que parece inminente.

Finalmente, no tienen socio extranjero, pues a nadie le agregan valor, y Delta ya está con Aeromexico. United y American ya vuelan directamente a México.

Así pues, la Profeco debería empezar a ver cómo proteger a los consumidores que le han comprado boletos, se estima son más o menos tres millones de boletos para los próximos dos meses.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.