Sí se pudo…
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Sí se pudo…

COMPARTIR

···

Sí se pudo…

11/10/2019
Actualización 11/10/2019 - 11:28

“Dame una a, aaaa; dame una r, erreeeee; dame una t, teeeeee; dame una u, uuuu; dame una r, erreee; dame una o, ooooo. ¿Qué dice? Arturo. No los oigo; Arturo; otra vez; Arturo, Arturo, Arturo”. Así la porra de todos los contribuyentes para nuestro secretario de Hacienda, Arturo Herrera, quien, tras números más y números menos, dijo que revisarán las modificaciones a la ley fiscal. Que los contribuyentes no somos el objetivo a perseguir, sino quienes evaden impuestos vía la creación de empresas fantasma y facturación falsa, tal cual le dio la instrucción el Presidente al SAT. Leído lo anterior, podemos ir a festejar que… ¡ya es viernes!

Qué les cuento, me enteré que un laboratorio particular que cuenta con la autorización de la CRE para evaluar la NOM-016-CRE-2016, es decir, la calidad de las gasolinas, en agosto pasado presentó una queja ante Presidencia y la SFP. Reclaman que desde hace dos años Pemex es juez y parte a la hora de analizar y vender su propio combustible, y como cereza del pastel lo hace sin cobrar un solo centavo. Por lo que doña Eréndira Sandoval, ni tarda ni perezosa, puso manos a la obra y ya giró oficios a la Sener, CRE y Pemex, para que analicen esta práctica utilizada desde el sexenio de Peña. Me explico: para dar cumplimiento a dicha NOM, los gasolineros deben contratar un laboratorio de prueba para realizar el muestreo y determinar la calidad de los petrolíferos comercializados en las gasolineras en forma semestral.

A la fecha existen 142 laboratorios acreditados y aprobados, de los cuales 102, es decir, el 73 por ciento, son propiedad de Pemex Transformación Industrial (TRI) o de Pemex Logística, y los 40 restantes, que representan el 27 por ciento, son de particulares –invitados a instalarse por la propia CRE.

El comunicado 30/2018 de Pemex, emitido por la Gerencia de Comunicación Corporativa el 5 de abril de 2018, por medio del cual Pemex informa a la red de franquicias Pemex que “…sin costo adicional, se realizarán las mediciones para dar confiabilidad de la calidad de los combustibles, emitiendo los certificados correspondientes establecidos en la NOM”.

Leído lo anterior, pareciera evidente que los laboratorios de Pemex Transformación Industrial y de Pemex Logística realizan pruebas de la calidad de los combustibles en la red de gasolineras bajo la franquicia Pemex, para determinar la calidad de los combustibles que produce su propio patrón, lo cual es un grave conflicto de interés en perjuicio de los consumidores. Pues, cómo podrán demostrar que son imparciales, en virtud de que el sueldo y prestaciones laborales de su personal son pagados por Pemex. Por lo tanto, no están libres de toda presión indebida, comercial, financiera o de otra índole, lo que sin duda puede influir en su juicio técnico.

Pues no es que ande de amarranavajas, pero su función es proteger al consumidor. ¿Y cómo sabemos a ciencia cierta que la gasolina que nos venden cumple al 100 por cierto con la NOM? Baste recordar la contaminación que ha venido aumentando de forma exponencial. Ah, y siendo aún más quisquillosa, los gasolineros que reciben huachicol, con esta acción de Pemex, estarían siendo avalados, al dictaminarse que cumplen con la NOM citada. Por lo que sería muy bueno que en Pemex hicieran públicos los análisis para comprobar que están dentro de la NOM y no nos dejen pensar en ¡beneficiarios… favoritos!

Me cuentan mis infiltrados en el Gobierno de la CDMX que fue Pepe Merino, titular de la Agencia Digital de Innovación Pública, quien convenció a la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, que –en aras de la 'transparencia'– se hicieran públicos, vía digital, documentos y expedientes de casos policiacos; ideota que ya se podrán imaginar lo que propició. Por si esto fuera poco, también fue Merino el de la brillante idea de los 'cinturones de paz' en la marcha del 2 de octubre. Incluso uno de sus colaboradores fue de los voluntarios y resultó herido. Así pues, en los pasillos de este gobierno afirman que Merino es un ejemplo más de cómo un académico (ITAM y CIDE) en el gobierno no es buena idea. Ojo, lo mismo opinan del activista vestido de secretario Andrés Lajous.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.