Ruido en Pemex de la 4T
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Ruido en Pemex de la 4T

COMPARTIR

···
menu-trigger

Ruido en Pemex de la 4T

21/01/2019

Hace ocho días les comenté en este mismo espacio, que en Pemex habían invitado a una licitación restringida de perforación integral de campos marinos a la empresa Borr Drilling, la cual fue formada –no me lo va a creer, pero es cierto– por el exdirector de Finanzas y fundador de Seadrill, el noruego Tor Olav. Sí, la empresa consentida de Emilio Lozoya. Y ahora, sorpresivamente, Borr Drilling es la única empresa de origen extranjero, con capital 100 por ciento extranjero, invitada. ¿Casualidad o coincidencia? Lo cierto es que la premisa de este nuevo gobierno –AMLO, Nahle y Romero– era: primero las empresas mexicanas que tienen experiencia y plataformas disponibles. Pero lo peor del caso es que aquí Borr Drilling lo único que tiene en México es un representante de ventas.

Esta extraña invitación se parece mucho a lo que la administración anterior hizo con la empresa Seamex, subsidiaria de Seadrill y del regiomontano David Martínez, de la empresa Fintech. Cuando las empresas mexicanas de perforación marina habían invertido en construir plataformas autoelevables de última generación para dar servicio a Pemex, este decidió asignarle cinco contratos de largo plazo a tarifas superiores al mercado.

Pero, ojo, la invitación de la empresa Marinsa también ha prendido las alarmas de las empresas del sector y de varios funcionarios de la petrolera. ¿Las razones?

Esta empresa ganó en la administración de Peña y mientras Renato Gamiño Ramos era gerente de Perforación y Reparación de Pozos; Rangel Hernández, subdirector de Operaciones en Intervenciones a Pozos; Juan Javier Hinojosa, director general de PEP, y Bernal Miranda, director general de PPS, un contrato en propuesta conjunta con Pemex Perforación y Servicios (PPS) para un barco perforador. El “pero” es que esta empresa No tenía experiencia en perforación, y súmele que dicho navío debió iniciar las perforaciones en aguas mexicanas en noviembre de 2018, y ya estamos casi acabando enero del 19 y no sólo no ha iniciado con el proyecto, sino que ni siquiera ha llegado a México. Tampoco existe ni la terminación del contrato ni la rescisión. Peor aún, se dice que nunca llegará el barco, puesto que el mismo está retenido por las autoridades chinas, ya que el astillero está en bancarrota.

Leído lo anterior, me pregunto, le pregunto al OIC, ¿cómo es posible que el Pemex de la 4T invite a participar a una empresa amañada como Marinsa a este tipo de proyectos de intervención a pozos, si está incumpliendo un contrato? Pero si esto es grave, súmenle que se dice que Marinsa usa diesel robado del huachicol en sus barcos. ¿Será?

Placeholder block

De acuerdo con Bruno Cattori, CEO de FCA México, sí lo serán, pero no tan rápido como pensamos. Los eléctricos tienen el reto de la infraestructura, pues hoy en día son autos para ciudades, o ¿se imaginan salir a carretera y que le toque una manifestación? Jamás llegarían a su destino, pues no hay dónde cargarlos en ninguna carretera de nuestro país. Mientras que los autónomos aún son sumamente caros, por lo que hoy la pregunta que valdría hacernos como posibles consumidores es: ¿qué cuesta más barato, contratar un chofer o comprar un autónomo? Que los híbridos hoy en día son, sin duda alguna, la mejor opción que tenemos.

Placeholder block

Sobre la industria me comentó que este año será plano, que se venderán más menos 1.4-1.5 millones de unidades. Que FCA está festejando sus primeros 80 años con cifra récord de empleos en México y con sus plantas trabajando a máxima capacidad. ¿México logrará convertirse en el cuarto exportador mundial de vehículos, como se pronosticaba para 2020? Por la infraestructura no hay problema, el tema es el nuevo T-MEC y la postura de Trump.

Nosotros en FCA, como bien lo dijo Sergio Marchionne (qepd) en su momento, somos un jugador más en la industria y jugaremos con las reglas que nos pongan.

Placeholder block

Según lo que pude reportear en el NAIAS, el futuro de Eduardo Solís está en riesgo, pues dicen ha sido gris y no ha resultado un buen catalizador. Ojo, el tema no es menor, pues la industria automotriz aporta el 2.9 del PIB y el 18.3 por ciento del PIB manufacturero.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.