Pemexianos descontentos
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Pemexianos descontentos

COMPARTIR

···

Pemexianos descontentos

13/02/2019
Actualización 13/02/2019 - 11:00

¡Así como lo están leyendo! Los que andan cero contentos son los mandos medios de Pemex. ¿La razón? Rocío Nahle, secretaria de Energía, sometió a consulta los siguientes puntos en “congruencia con la austeridad del actual gobierno”: Ajuste salarial a los niveles 39, 37 y 35; reducción del 50 por ciento del bono a los trabajadores de confianza; cancelación de la prestación de reembolso vehicular; homologación de jornadas diurnas para laborar 6 días a la semana, y reducción de los días de vacaciones, de 35 a 21. ¡Quihúboles!

No por los bloqueos, sino porque, de acuerdo con el INEGI, registró un crecimiento del 4.8 por ciento durante el tercer trimestre del 2018, colocándose como el tercer estado de mayor crecimiento del país. La explicación se debe al impulso que le han estado dando a los proyectos de “energías limpias”. Con decirles, y aunque les cueste trabajo creerlo, hoy Oaxaca cuenta ya con el parque eólico más grande de América Latina, que es de Mitsubishi, el cual aumentó en 17 por ciento su capacidad total, con una inversión de más de 1,000 mdd, beneficiando en el ahorro de energía a la población de Juchitán, en el Istmo, y contribuyendo al cuidado del medio ambiente. De hecho, el estado de Oaxaca produce el 70 por ciento del total de la energía eólica del país. Además, también les puedo adelantar que en los próximos días anunciarán que están preparando “Proyecto del Nuevo Alumbrado Público Sustentable para la Ciudad de Oaxaca”, de la mano del Banco Mundial y la Sener, el cual no sólo generará la reducción de emisiones de CO, sino que NO generará deuda para el gobierno. Así que HOY Oaxaca nuevamente es noticia. Enhorabuena para Alejandro Murat y su secretario del ramo, José Luis Calvo.

El lunes 26 de noviembre publiqué que el 1 de diciembre, después de entregarle la banda presidencial en el Congreso a AMLO, EPN se iría a la casa de los papás de su ex, Mónica Pretelini, Q.E.P.D., en La Herradura, donde harían una misa y comida, y donde se quedará a vivir con sus hijos. Léase, desde esos tiempos la tercera parte de la novela había terminado. De hecho, les puedo confirmar que ese 1 de diciembre salió EPN de casa de La Gaviota para guardar las apariencias y NO levantar los reflectores sobre la casa de sus exsuegros. Y el 7 de enero publiqué que La Gaviota había pasado sola, y de muy mal humor, el Año Nuevo, a pesar de estar en el famosísimo Kiki on the River, en Miami.

Ahora bien, la primera parte de esta novela se titulaba “De jimadora a primera dama”. Que la segunda parte, “Gaviotones rumbo a Los Pinos”, comenzó el día que se casaron. Ahora bien, me pregunto cómo se llamará la tercera parte: “¿Fui la dueña?”, o, tras ver su serie en Netflix, se llamará “Más dueña que nunca”, porque de que tiene lana, tiene. Por cierto, déjenme platicarles que el fin de semana, el viernes para ser más específica, al expresidente se le vio muy tranquilo, sonriente y feliz jugando golf en la Hacienda Cantalagua, acompañando a su superamigo David López, quien anda festejando sus 70 años de vida. Ah, y hoy hay un torneo de dominó. Mi querido David, muchas felicidades.

Hoy cumplo un año de escribir esta Sobremesa y no quise desaprovechar la fecha para darles las gracias a mis lectores por seguirme, y a Manuel Arroyo, Enrique Quintana y Pablo Hiriart, mis jefes, por la oportunidad.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.