Pemex: estás poniendo en riesgo al país
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Pemex: estás poniendo en riesgo al país

COMPARTIR

···

Pemex: estás poniendo en riesgo al país

08/02/2019
Actualización 08/02/2019 - 8:54

Pemex se las hizo a las empresas petroleras mexicanas de reconocida experiencia, hablo de Perforadora Central, Perforadora Latina, Grupo Carso, Grupo R y Perforadora México, bueno… nos la hizo a todos los mexicanos al asignarle en lo oscurito, sólo un día después de anunciar que el fallo se había pospuesto indefinidamente, a Marinsa la licitación para sacar petróleo.

Increíble, por decir lo menos, es que Pemex se arriesgue asignando pozos a la empresa naviera (huachicolera) Marinsa.

Después de incumplir con su barco perforador con Pemex en la administración de EPN, ahora la 4T lo premia con esta asignación, sin tener la mínima experiencia en perforación de pozos llave en mano, sin tener el soporte financiero, pero sí con bases de licitación a modo para, vía sus subcontratistas, poder justificar la experiencia.

Así pues, la pregunta que salta es, ¿con cuáles equipos de perforación estarán realizando las actividades? Y la respuesta es: con Perforadora Central, de Patricio Álvarez Murphy, quienes están desesperados por no contar con trabajo para sus equipos autoelevables (jackups) y decidieron unirse con el diablo, Marinsa.

Además, súmele que Marinsa está siendo investigada por robo y uso de combustible de extraña procedencia, vamos, por el huachicol, y ayer la cacharon infraganti, ¿no que estamos en guerra vs. el huachicol? Y esto no es todo, me dicen mis fuentes que incluso ya se tienen expedientes de funcionarios de Pemex que, supuestamente, han estado apoyando a Marinsa, entre ellos destacan:

Renato Gamiño Ramos, gerente de Perforación y Reparación de Pozos; Juan Javier Hinojosa Puebla, exdirector general de PEP, y Ricardo Villegas Vázquez, exdirector de Aguas Someras de PEP.

Dos ya se fueron, pero dicen que desde afuera controlan a los funcionarios que permanecen para favorecer a Marinsa, ¿será?

Ojo, lo que está haciendo Octavio Romero, de quien me dicen es incapaz de volarse un lápiz, es poner en riesgo al país macroeconómicamente, no sólo por el tema de las calificadoras, las cuales con argumentos sólidos le están diciendo que su modelo de administración de la empresa productiva del país NO es correcto, sino además porque uno de los ejes rectores de la administración de AMLO (dicho por él) es producir más petróleo y no lo podrá lograr con empresas sin experiencia. Ojo, el riesgo es enorme, por favor recapaciten.

El que el director no sea capaz de robarse ni un lápiz no es suficiente para manejar la joya de la corona que es ¡Pemex! Recordemos lo que alguna vez le dijeron a Miguel de la Madrid: si se cae Pemex, se cae México y con ello el presidente.

Qué tal que Rogelio Hernández Cázares es director general de Pemex Fertilizantes y está señalado por la ASF por el desvío de recursos del Seguro Popular en Oaxaca. Como titular de ese organismo, entre 2014 y 2016, se le documentaron manejos irregulares por más de 900 mdp. De hecho, y para evadir una orden de aprehensión, tuvo que recurrir a un amparo, y a partir de que fue nombrado en el nuevo cargo directivo de Pemex, no pierde oportunidad para presentarse como alguien de todas las confianzas del presidente. Desde la remoción de tres funcionarios de Pemex por sus presuntos vínculos con la estafa maestra, han proliferado dudas sobre si se tolerará o no la permanencia de Hernández Cázares. ¡Se vale apostar!

El principal asesor de Hidrosina, empresa investigada por ser huachicolera, es ni más ni menos que Miguel Tame, exdirector de Pemex Refinación y responsable del área cuando se le autorizó a Hidrosina la entrega de combustible, por lo cual hoy está siendo investigada. Pues como lo reveló Milenio, esta empresa recibió un donativo en especie, léase gasolina para la Sedena, y en lugar de entregarlo, ¡lo vendieron!

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.