Meade, los industriales y 'el cadenero'
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Meade, los industriales y 'el cadenero'

COMPARTIR

···
menu-trigger

Meade, los industriales y 'el cadenero'

09/03/2018
Actualización 09/03/2018 - 12:32

El jueves de la semana pasada, Pepe Meade se reunió con los socios del Club de Industriales, y déjenme platicarles que hizo una buena presentación de por qué él es el mejor candidato. Mediante unas láminas explicó el porqué hoy no se puede asegurar que la elección ya está definida. En general, se le vio más suelto, con más seguridad y muy sólido, ¡cómo es él! El momento que desató las carcajadas de propios y extraños fue cuando Pepe Carral lo presentó, y literal se le hizo bolas el barniz y, sin querer, obvio, dijo, palabras más palabras menos: “José Antonio Meade en los desvíos en su carrera”. ¡Imagínense!

Lo acompañaron su papá, don Dionisio, así como Enrique Ochoa, Claudia Ruiz Massieu, Ismael Hernández, Mikel Arriola y Aurelio Nuño. Entre los invitados estuvo su exjefe Francisco Suárez Dávila, a quien le reconoció su amistad y contó una anécdota de cuando lo invitó a ver un desfile militar siendo subsecretario, y que se veía padrísimo. Pero, que esa vista nada tiene que ver con la del balcón del secretario de Hacienda, y que ahora esa tampoco tendrá nada que ver, pues ahora lo verá desde el balcón presidencial, en Palacio Nacional. También comentó que Vargas Llosa no sólo era buen escritor, sino que resultó un buen analista político. Juana, en esta ocasión, no lo acompañó, pero hubo alusiones directas a su persona, pues es sobrina de Pepe Carral, presidente del Club. Incluso, su tío bromeó diciendo que lo guapa de Juana venía de la otra familia, ¡no de los Cuevas!

Placeholder block

Los presentes fueron casi los mismos invitados que a la comida con Anaya, como Vicente Yáñez, Marcos Martínez, Manolo Arango, Rogerio Azcárraga, Alberto Bitar, Luis Téllez, Paco Gil, etcétera. Así pues, los pudieron comparar. Me dediqué a hacer una encuesta de cómo los vieron y les podría decir que empataron, pero que la gran diferencia, a decir de los presentes, radica en que Meade no le entra a los temas de corrupción del gobierno. Además, dicen que la IP está enojada no sólo por el ataque contra Anaya, sino por el uso faccioso de la PGR. Y coincidieron en que están generando un problema que no se hace en política, y que es romper todo puente de comunicación.

El menú fue como el que dieron con Anaya: salmón ahumado, pollo y crema bávara, sólo que al pollo le cambiaron la salsa. Por su cumple, le partieron pastel y le cantaron las mañanitas… y no, ¡no hubo mordida!

No puedo dejar de mencionar que Alejandro Cosío se instaló en la puerta, tipo cadenero del Baby’O (no de cualquier antro) y fue el encargado de autorizar, o no, la entrada al salón. Justo, lo opuesto a Meade.

A 'Ya saben quién' ya lo invitaron, pero aún no ha aceptado. Ojalá AMLO deje esa actitud y se presente, pues todos los votos cuentan igual.

Placeholder block

A Bernardo Kuri Harfush lo recordarán por figurar en los Panama Papers, hombre muy cercano a Grupo Carso y a la familia Slim, a través de su hermano, José Kuri. Bueno, pues déjenme platicarles que Bernardo tiene por manía disparar a diestra y siniestra, nada menos que en Valle de Bravo, donde varias personas se han quejado. De hecho, el abogado Vicente Corta lo denunció públicamente hace unos días y de inmediato a éste le mandaron un mensaje para intimidarlo. Según supe, en los próximos días seguirán las denuncias e incluso se espera la intervención del secretario Cienfuegos y la CNDH.

La ronda siete puede ser un parteaguas. Todo el trabajo técnico que realizó México –a través del equipo de Ildefonso Guajardo– preparó la escena para que Estados Unidos aceptara flexibilidades, incluso en temas muy difíciles. Con decirles que la mancuerna Baker y Smith volvió a ofrecer resultados contundentes: tres capítulos y dos anexos concluidos. Uno de ellos, el de las medidas sanitarias, es importantísimo y déjenme decirles que Estados Unidos se comprometió a responder las solicitudes de México para certificar la sanidad de nuestros productos y poder exportar más fácilmente.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.