Los árabes ya dicen: Marhabaan Paola, o sea, hola Paola
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Los árabes ya dicen: Marhabaan Paola, o sea, hola Paola

COMPARTIR

···

Los árabes ya dicen: Marhabaan Paola, o sea, hola Paola

24/05/2019

Hace unos días, Paola Félix Díaz, titular del Fondo Mixto de Promoción Turística de la CDMX, acudió a promocionar la ciudad de la esperanza en el Arabian Travel Market. Le cuento que la funcionaria fue abordada por Emirates, aerolínea que ya soltó la lengua presumiendo que doña Paola es cercana a AMLO y les va a ayudar a desatorar su entrada a México.

El peeero es que estas aerolíneas, además de querernos ofrecer vuelo con escala, operan subsidiadas por su gobierno en la turbosina y costos de aeropuertos, que le permiten ofrecer tarifas, sí, lo adivinó: más bajas. Esta “competencia” es desleal, tramposa y peligrosa en el mercado.

Los amigos de la Canaero andan que no los calienta ni el sol y se pondrán peor de confirmarse que les abrirán las puertas del AICM, pues ya no le cabe ni un alfiler. Chance entren a Santa Lucía cuando mochen el cerro que le apareció al secretario Jiménez Espriú.

Por cierto, en Estados Unodos, Emirates, Qatar Airways y Etihad quisieron hacer lo mismo, pero United, Delta y American Airlines llegaron hasta su Congreso y las pararon, argumentando que su llegada perjudica la rentabilidad, poniendo en riesgo el empleo de sus trabajadores.

Así que veamos qué es más fuerte, si el chisme de los Emirates o el discurso de la 4T de proteger los empleos. Tras soltar la sopa, no le sorprenda que la SRE, la SCT o la Sectur paren oreja para que no nos den frijol con gorgojo.

“El Presidente me dio manga ancha total, evidentemente lo razonable, pero confiando en que buscaría cosas buenas para México y sabiendo que estaba muy en contacto con la industria”, así comenzó mi entrevista con Jesús Seade. También me contó que a Ebrard le puso todas las vertientes con las cuales se podía resolver el tema del aluminio y el acero, y al final estuvieron de acuerdo en buscar la negociación sin cuotas.

¿Cómo ves la ratificación del T-MEC? ¿Para cuándo?

“Es difícil, por supuesto, pero está saliendo. Está mejorando el lenguaje en EU y lo central es lo laboral. No hay una semana que no hable con varios congresistas, y tenemos a los 50 consulados trabajando y a la embajada en Washington. Esperamos que pueda salir la ratificación para fin de julio, que es cuando entran a receso legislativo, pero si no sale antes de esa fecha, si sólo sale la Cámara de Representantes, la cámara baja, me parece magnífico porque es donde está la dificultad política, y ya en otoño puede venir el Senado, donde están más fáciles las cosas. Entonces yo creo que sale en julio o en septiembre, octubre, pero con que salga en julio la Cámara baja, magnífico, podríamos empezar a respirar con toda libertad”.

¿Nos van a presionar en algo? ¿Tendremos que ceder más allá de lo que queremos?

“Lo que falta es comunicación sobre cómo se va a instrumentar la reforma laboral, es algo interno, nuestro. Luisa Alcalde lo tiene totalmente bajo control. Fuera de eso no creo que haya nada que darles, porque esto está cerrado y negociado. Incluso en otros terrenos las cosas han marchado con una menor presión a México, terrenos como el migratorio, etc., eso nunca se ha mezclado ni se va a mezclar. No va a haber ninguna novedad, mas que si acaso seguridades, aclaraciones, explicaciones. Confianza, dar confianza”.

¿Por qué tienes tan buena relación con Lighthizer?

“Nos conocemos y respetamos desde hace mucho. Yo llevé las dos primeras disputas comerciales con Estados Unidos, era la cabeza del equipo que peleaba por México en la OMC, y una de ellas era antidumping al cemento y Lighthizer era el abogado de lado de EU, así, tras muchas discusiones privadas y públicas, nació un respeto grande y además nos caemos de maravilla. Tenemos un estilo muy parecido, él es muy duro, pero muy honesto y yo también trato de ser honesto. Para resolver una negociación no trato de meterle un gol al otro, sino trato de resolver su problema, sujeto a que se me resuelva bien el mío; me pongo en su cabeza y eso ayuda mucho, pues te permite explorar lo que se veía muy lejano de la situación actual”.

¿Qué te dice el Presidente? ¿Está este tema entre sus prioridades?

“Ayuda mucho estar representando a un Presidente que tiene claras las ideas y que dice que el tema comercial no podemos volver a cerrarlo y él es quien se lleva el mérito. Entonces, en lugar de jugar a la política, él juega por el interés de México. Por eso hicimos tan buen equipo con los negociadores de EPN. Y seguimos bajo ese mismo tenor”.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.