Los 300
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Los 300

COMPARTIR

···

Los 300

13/09/2019
Actualización 13/09/2019 - 12:55

Hoy, para no variar y perder la costumbre, les traigo todos los pormenores de la comida de 'Los 300', convocada magistralmente como cada año por la revista Líderes, de Raúl y Jorge Ferraez. Esta, como tal, es la primera en los tiempos de la 4T, pues la del año pasado, aunque ya eran gobierno electo, AMLO aún no tomaba posesión. En aquellos momentos, con el triunfo arrollador en el ánimo, se sentía la esperanza de tener un mejor país con ese gobierno nuevo. Hoy el ambiente, el ánimo mejor dicho, del rumbo del país es totalmente diferente, ¿las razones?, por todos conocidas y sufridas. Pero, bueno, mejor prosigamos con la crónica.

La comida se realizó una vez más en la Expo Santa Fe y déjenme decirles que a los anfitriones todo les salió perfecto. La entrada fue sin problemas, la comida, deliciosa: los ravioles con hongos estaban para chuparse los dedos, pero no contábamos con el pulled pork, que estaba aún mejor. La música, el after, pero sobre todo la convocatoria fue de standing ovation. Al comenzar, Jorge y Raúl Ferráez hablaron de los casi 30 años que tiene su revista y que han publicado su lista desde hace 19, y que ya con esta es la comida número 14. Raúl comentó que, como nunca, en esta edición hay muchas más mujeres que en las pasadas, en parte por la gran inclusión femenina en el gobierno federal –de la cual la propia Olga es muestra–, pero también del liderazgo de mujeres como Claudia Jáñez, actual presidenta de Dupont México y del Consejo de Empresas Globales.

Ah, y que la edad promedio de la lista ha aumentado mucho, en parte también por la edad de los miembros del gabinete legal de AMLO, pero también porque en el empresariado mexicano los relevos tardan mucho más que un periodo administrativo federal.

Ahora bien, AMLO no asistió, pero mandó dos a representantes –cosa que jamás había sucedido– a Jesús Ramírez, coordinador de comunicación social, y a la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.

El discurso de Jesús estuvo mucho mejor que el de Olga, pues la secretaria los regañó, o por lo menos fue el sentir del público presente, y dijo que “el proyecto del gobierno de la cuarta transformación tiene como finalidad recuperar la seguridad, la justicia, el desarrollo económico y un real Estado de derecho”. ¡Quihúboles!; ah, y que “el señor presidente López Obrador considera de la mayor importancia consolidar a México como un destino confiable para la inversión”.

Si su cara es de ¡what!, espérese, pues también nos dijo, como si fuera un must, que respetan la autonomía de Banxico. ¡Ver para creer! En fin, su discurso fue apenas aplaudido. Por cierto, a la hora de sus saludos a Francisco Domínguez, góber de Querétaro y presidente de la Conago, le dijo: “Yo te voy a decir Pancho”. En esa mesa principal también estuvo Isaac Chertorivski; el CEO de Amex, Santiago Fernández, y Esteban Moctezuma, que por cuestiones de chamba llegó un poco tarde. De las más saludadas y felicitadas fue Beatriz Paredes, luego de su discurso del 1 de septiembre. Yeidckol Polevnsky también estuvo y muy platicadora, así como el ministro Pérez Dayán.

La presencia que robó los ojos de varios fue la de César Yáñez, quien es de las personas más cercanas y pensantes del Presidente y a quien ya no veíamos desde su boda.

Ildelfonso Guajardo fue cero protagonista, pero no hubo quien no llegara a saludarlo y decirle: Te extrañamos. También estuvieron Alito Moreno, del PRI, Mauricio Vila, de Yucatán, Eruviel Ávila, Gabriel Guerra, Liébano Saenz y Lorenzo Córdova. Santiago Nieto también anduvo por ahí muy contento. Carlos Bremer fue el ajonjolí de todos los moles y déjenme contarles que NO anda tan feliz como el pueblo sabio. ¿La razón?, que las asociaciones de vecinos de las Lomas de Chapultepec andan, dirían las abuelitas, con los pelos de punta, con eso de que les quieren poner una fundación en la calle Sierra Madre 515, donde era la casa de Zhenli Ye Gon, pues aseguran que esa casa NO cuenta con el uso de suelo para ser fundación. Que, obvio, le reconocen al empresario “tú las traes”, Carlos Bremer, su filantropía para apoyar a los atletas que la 4T dejó en el olvido, pero que no aceptarán que violen la ley cambiándole el uso de suelo. Y ya que hablo de Bremer, les cuento que sí fue invitado al Informe de AMLO, pero no asistió.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.