La doble cara de la banca
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

La doble cara de la banca

COMPARTIR

···
menu-trigger

La doble cara de la banca

07/03/2018
Actualización 07/03/2018 - 10:48

El jueves comenzará en Acapulco la Convención número 81 de la ABM y, como ya es mi costumbre, les presento el ¿cómo están llegando? Así pues, y sin más preámbulos, les puedo adelantar que los banqueros presentarán dos caras. Sí, ¡así como lo están leyendo!, una cara pública y otra que no lo será tanto, pero que supongo se notará si somos un poco observadores.

Y aquí es justamente donde los bancos llegarán a Acapulco con una cara más tensa y expectante.

No creo, ni recuerdo, que haya antecedente de alguna convención en la cual se estén estrenando tantas autoridades en medio de un mismo periodo sexenal. Súmele al secretario Pepe Toño González y al subsecretario del ramo, Miguel Messmacher; al gobernador de Banxico, Alejandro Díaz de León y a Bernardo Gónzalez, como presidente de CNBV. Y lo peor del punto es que si le hacemos caso a las encuestas, pareciera que estas autoridades, salvo en el Banco de México, tienen sus días contados. ¡Quiúboles!

Placeholder block

Ahora bien, quien debe de estar temblando, de hacerse realidad las encuestas y que gane “ya saben quién”, es Mario Di Costanzo, pues acuérdense que abandonó a AMLO siendo ‘presidente legítimo’. Peeeeero, si gana Meade o Anaya, su horóscopo tampoco vaticina mejoría alguna, ¡eh!, pues aunque siendo presidente de la Condusef no llega a ser factor para empeorar la cara de los bancos, sí se ha convertido, por su actos y palabras, de acuerdo con los banqueros, en alguien incómodo y destructivo. A través de estadísticas flojas e interpretaciones a 'su modo', sólo ha demostrado a lo largo del tiempo que hará lo que sea por una foto y que parezca que en el sector financiero no hay piloto y sólo él trabaja por los clientes. ¡Así de gacho!

Y ya que hablo de las dos caras de los banqueros, no puedo dejar de lado que habrá que esperar a escuchar cuál será el mensaje de despedida de EPN. Pues la relación arrancó muy mal hace seis años porque según él, los banqueros le aplaudieron más a Josefina Vázquez Mota, y tardó dos años en componerse.

Así pues, el dilema será: qué tanto les van a aplaudir a AMLO y a Anaya, dado que Meade es cuaderno de doble raya de los banqueros.

En las dos caras de la moneda, les cuento que, donde andan de manteles largos es en CIBanco, que preside Jorge Rangel de Alba, pues recibió el distintivo ESR 2018 del Cemefi y la Alianza por la Responsabilidad Social Empresarial, por cumplir satisfactoriamente con los estándares requeridos en materia de mejora continua en responsabilidad social, como parte de su cultura y estrategia de negocio. Enhorabuena.

Mientras que en Banamex seguirán los dolores de cabeza por el tema de Oceanografía, el cual sigue siendo su peor pesadilla.

Y mientras esto sucede aquí, ¡Carstens sigue en la grande! Ya les platicaré.

Placeholder block

La cara pública de la banca será la de un gremio que, con base en sus números, ha hecho bien su tarea y ha sido un factor claro para el desarrollo económico del país. En 2017, la banca creció a 9.0 por ciento en los 11 primeros meses, y a pesar de los temblores, mantuvo abierta la llave del crédito para el rápido restablecimiento de la economía de las personas, y de las empresas. Por esta razón, en lo que respecta al crédito, la tarjeta sigue siendo la principal fuente de financiación de las personas, al contar con 40 por ciento de participación, con un crecimiento de 8.0 por ciento y una cartera que está llegando a 400 mil millones de pesos. Le siguen los créditos personales, de nómina y de auto. Por otro lado, el crédito orientado a las empresas creció poco más de 11 por ciento.

En resumen, en México la banca es motor de crecimiento y estabilidad. Y aun cuando la banca puede resistir choques, dado a que sus niveles de capitalización están por encima de los requeridos por Basilea III al encontrarse en 15.8, los hechos relevantes que están y estarán pasando en México en los próximos meses, como las elecciones y las negociaciones del TLC, mantienen a los banqueros a la expectativa.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.