Extorsiona a Coca-Cola México
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Extorsiona a Coca-Cola México

COMPARTIR

···

Extorsiona a Coca-Cola México

05/04/2019
Actualización 05/04/2019 - 9:46

En la Fiscalía General de la República se está integrando una investigación a la que debe prestar atención su titular, Alejandro Gertz Manero. Se trata de unas carpetas de investigación en trámite en la que José Antonio del Valle Torres alega que, con motivo de un Memorándum de Entendimiento que celebró el 22 de diciembre de 2017 con Coca-Cola México, la refresquera se habría apoderado de la fórmula de la bebida 'Go Gaba', propiedad de su empresa Yaso, con el propósito de que su filial en Japón produjera bebidas con el ingrediente Gaba.

¿Qué es Gaba? Es un tipo de aminoácido que no pertenece ni al señor Del Valle ni a nadie, pues es un ingrediente genérico que se usa comúnmente en alimentos, refrescos, té, suplementos alimenticios, medicinas y productos de belleza.

De hecho, Coca-Cola, desde 2005, ha estado investigando las propiedades del Gaba y lo ha venido utilizando en Japón por Coca-Cola Bottlers Japan, desde 2006, en productos como el café 'Georgia Coffee' y la bebida de limón 'Aquarius Sharp Charge'.

Ahora bien, en dicho Memorándum de Entendimiento se fijaron los términos y condiciones para que Coca-Cola México y José Antonio del Valle desarrollaran conjuntamente un programa piloto para explorar la oportunidad de negocio detrás de la bebida 'Go Gaba' en México. Sin embargo, estando ya muy avanzado el proyecto y poco antes de que se lanzara el programa piloto, Del Valle decidió darlo por terminado, en julio de 2018, alegando que Coca-Cola Bottlers Japan lanzó al mercado nipón la bebida de temporada 'Fanta Pineapple Gaba'. Un sinsentido, pues la desarrollaron en junio de 2017, antes del Memorándum.

Dicho lo anterior, les cuento que Coca-Cola México ha invertido 8 mdp en el proyecto 'Go Gaba' y que ha demandado judicialmente a José Antonio del Valle para que cumpla con el Memorándum de Entendimiento. Del Valle no sólo se ha negado a continuar con el proyecto, sino que ya también los denunció penalmente y les pide 345 mdd. El meollo es que hasta hoy en la Fiscalía no han permitido que los funcionarios de Coca vean las denuncias y den, para defenderse, su versión de los hechos.

Qué les cuento, que Prosa, empresa procesadora de transacciones electrónicas, que realiza tres mil 600 millones de operaciones de pago electrónico al año, por 1.3 billones de pesos sólo en México, dueña de marcas como 'Carnet' y 'Red', ha perdido una importante certificación que exige el mercado internacional de medios de pago para operar bajo los estándares de seguridad mundial. Se trata del sello 'PCI DDS', que garantiza protección de datos de las tarjetas de pago. ¡Quihúboles!

De hecho, Alejandro Morales Bustamente, director general, les ha comunicado a sus clientes que espera recuperar la certificación –que había mantenido por más de 15 años ininterrumpidos– ¡en junio! Y mientras tanto, ¿alguien se preocupa en Banxico, Hacienda o la CNBV por esta operadora switch por la que pasan todas las transacciones de Visa y Mastercard en nuestro país?

Dicsa es una empresa mexicana que ha desarrollado tecnología de punta para descargar hidrocarburos de un barco directamente a una pipa, eliminando la necesidad de tener un tanque de almacenamiento o el uso de un ducto. Además, su tecnología permite la trazabilidad, que significa en este caso que el gobierno de la 4T podría monitorear desde la llegada del combustible, su descarga en pipa y su llegada a destino final, que son las gasolineras. Y para orgullo nacional, les informo que su tecnología, llamada Oxyloader, ya es solicitada en diversos puertos del mundo, pues permite reducir en 50 por ciento el costo logístico, además de disminuir el tiempo de descarga sustancialmente, ya que un barco con combustible alcanza a surtir 600 pipas. Son ya más de 1.5 millones de barriles los que han sido descargados con esta tecnología. Ah, no está por demás decirles Oxyloader ya ha sido registrado debidamente ante el IMPI, por si comienzan a salir los piratas tecnológicos.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.