Esto sí es un complot
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Esto sí es un complot

COMPARTIR

···

Esto sí es un complot

19/06/2019
Actualización 19/06/2019 - 10:20

Pareciera que Emilio Lozoya está saliendo más canijo que bonito, porque sí está cumpliendo sus amenazas –no como los Duartes, César, prófugo, y Javier, purgando, bueno, soportando su estancia en una celda solito en la cárcel–, de que si iban tras él, abriría la boca. El pero de esta cortina de humo es que Lozoya pareciera estar dispuesto a inventar lo que sea para evadir la justicia. Ya su abogado dijo que Lozoya no fue niño Montessori, al contrario, fue un niño muy bien portado que seguía instrucciones y, por ello, quiere llamar a declarar a su exjefe EPN, a su finalmente enemigo acérrimo Luis Videgaray y al exsecretario del ramo Pedro Joaquín Coldwell, o intentar confundir casos como el de Agronitrogenados con Fertinal, sin aportar prueba alguna que lo justifique; pues mientras el primero ha caído por su propio peso, en el segundo ha quedado más que demostrado que se trató de una operación transparente y legal. Súmele que Agronitrogenados llevaba años sin operar al momento de su compra; en cambio, Fertinal producía para el mercado nacional y exportaba fertilizantes a 25 países.

Qué les cuento, que en Carmen, en Campeche, hay manteles largos y sonrisas de fiesta. ¿La razón? Acaba de llegar desde Brownsville, Texas, la plataforma Uxpanapa, que será operada por Marinsa y Marel, ganadores de la primera asignación de pozos llave en mano que hizo Pemex, de Octavio Romero, para tratar de elevar la producción petrolera de 1.5 a 2.4 millones de barriles diarios al final del sexenio, tal cual lo mandató el presidente López Obrador. Este Jack-Up autoelevable tiene programado iniciar operaciones en el pozo Xikin y, con ello, además, se comenzará con la reactivación económica en Campeche y Tabasco. La derrama económica en servicios estimada suma algo así como 4 mil 300 millones de pesos, y serán beneficiadas alrededor de 4 mil familias de la región. La generación de empleo también será significativa, pues serán 500 directos y 3 mil 500 indirectos. Con la llegada de este nuevo equipo de perforación, se termina un periodo que inició en 2016, en el que Pemex no incorporó activos nuevos de perforación a su programa de producción. La Plataforma Uxpanapa, de reciente fabricación, tiene una eslora de 71.3 metros y una manga de 63.4 mts, diseñada para operación en aguas someras en el Golfo de México.

Lo sucedido en la Semarnat, de Víctor Toledo, el pasado 11 de junio, generó gran revuelo entre los participantes de la industria minera. Y es que la titular de la Unidad de Participación, Martha Morales, retrasó… no, no un vuelo, sino una reunión en Puebla, apenas la noche previa, en la cual verían un proyecto de mina moderna de oro y plata, que es la única en la entidad. Dicho proyecto se encuentra en el proceso de evaluación de la MIA (Manifestación de Impacto Ambiental). Lo increíble, por llamarlo de alguna manera, fue la razón del cambio de fecha. Así pues y mediante un oficio directo a la empresa Almaden Mineral, les anunció que el cambio obedecía a que por la llegada del nuevo titular de esta secretaría, se debían postergar los trámites de evaluación de proyectos productivos. ¡Quihúboles!

Así pues, la reunión que fue convocada por la propia secretaría el 2 de mayo, ha sido reprogramada para el próximo 25 de junio. Ojo, esta empresa lleva 18 años preparando el proyecto en el municipio de Ixtacamaxtitlán. Obvio, ante el vacío informativo, pues el oficio nunca se hizo público, vino la grilla de un grupo de activistas, quienes sin reparo señalaron que quienes eran los culpables del aplazamiento eran los de la empresa. Parecería que luego de la suerte de Josefa González Blanco, tras retrasar un vuelo comercial, esta secretaría se ha empecinado en retrasar las cosas con argumentos extraordinarios sin considerar si se viola el Estado de derecho, difícil de creer.

¿De qué o quién habrán estado grillando tan amenamente Porfirio Muñoz Ledo y Fabián Medina, jefe de la oficina de Marcelo Ebrard?

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.