menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Un nuevo horizonte para el Medio Oriente

COMPARTIR

···
menu-trigger

Un nuevo horizonte para el Medio Oriente

07/09/2020

El presidente de EUA, Donald Trump, anunció el 13 de agosto pasado que Israel y los Emiratos Árabes Unidos (EAU) iniciaron un proceso para establecer relaciones diplomáticas oficiales y que Israel suspenderá la declaración de anexión en el Valle del Jordán y en Judea y Samaria y enfocará sus esfuerzos a expandir los lazos con otros países del mundo árabe y musulmán.

Un alto funcionario emiratí expresó que su gobierno había recibido garantías de que Israel no avanzará en su plan de anexar los asentamientos del Valle del Jordán y Judea y Samaria. Por su parte, el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, señaló que no renunciaría a la anexión y que el proceso se iniciará en otro momento oportuno.

EUA es el tercer país árabe en acordar relaciones oficiales con Israel, después de Egipto y Jordania en 1979 y 1994, respectivamente. Normalizar relaciones y permitir el intercambio entre personas y negocios hará que el Medio Oriente sea más fuerte y estable.

Oman, Bahrein, Marruecos y Arabia Saudita, entre otros países, se encuentran entre los que Israel y EUA esperan que puedan seguir a los EAU y forjar relaciones diplomáticas con el Estado judío. Los palestinos rechazan el Acuerdo entre Israel y EAU denominado Acuerdo de Abraham; el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas y otros altos funcionarios de la misma lo calificaron de traición a la causa: Los líderes palestinos tienen prevista una reunión para discutir formas de frustrar las “conspiraciones” israelíes y estadounidenses contra los palestinos y el reciente acuerdo de normalización entre Jerusalén y los EAU. La reunión se llevará a cabo bajo la presidencia de Mahmoud Abbas y se espera que los líderes de Hamas, la Yihad Islámica Palestina y otras facciones con sede en Líbano participen la primera de este tipo desde el 2013, cuando lo hicieron en Egipto. Es de destacar que la iniciativa de Paz Árabe de 2002 menciona que los países árabes normalizarán sus relaciones con Israel solo después del establecimiento de un Estado palestino independiente y una retirada israelí completa a las líneas del armisticio anterior a 1967, esto último por motivos de seguridad para Israel es inviable. Por lo demás, es de destacar que EAU ha señalado que el Acuerdo con Israel no implica abandonar el apoyo a la causa palestina, de aquí que establecerán su embajada en Tel-Aviv y no en Jerusalén.

Por su parte, el líder supremo de Irán, el ayatola Ali Jamenei, dijo que los EAU han traicionado al mundo islámico y a los palestinos para normalizar lazos con Israel: “los Emiratos serán deshonrados para siempre por esta traición contra el mundo islámico”. A su vez, Netanyahu manifestó a la prensa que el mundo no está esperando que los palestinos hagan la paz con Israel.

“Durante demasiado tiempo los palestinos han tenido un veto sobre la paz no solo entre los palestinos e Israel sino también entre Israel y los países árabes, EAU ya canceló el boicot existente a productos israelíes”, “a medida que los países árabes y musulmanes se unan al circuito de paz, los palestinos tendrán dificultades para permanecer fuera”.

El acuerdo de paz es producto de largas conversaciones entre Israel, EAU y EUA que se aceleraron recientemente. Las delegaciones de Israel y de EAU ya se han reunido para firmar acuerdos bilaterales en materia de inversión, turismo, vuelos directos, seguridad, cultura, medio ambiente y para el establecimiento de embajadas recíprocamente. Se considera que el potencial de negocios entre ambos países, es amplio, por tal motivo ya acordaron crear un comité de colaboración en servicios financieros con un enfoque para eliminar barreras financieras y hacer inversiones entre los dos países y promover inversiones conjuntas.

En materia de transporte Arabia Saudita anunció el pasado 2 de septiembre que permitirá vuelos israelíes a EAU, a través de su espacio aéreo. Así los israelíes podrían ir de los EAU a otros destinos de Asia como Tailandia, de manera más rápida y más barata. Hace dos años, Air India recibió la aprobación de Arabia Saudita para volar directamente a Israel.

En este ámbito, el canciller saudí, Faisal Bin Farhan, destacó que la apertura del espacio aéreo saudí a los vuelos entre Israel y los EAU no cambia “las posiciones de Arabia Saudita hacia la causa palestina”.

Los EAU, situados en Asia Occidental, con una superficie relativamente menor, 83,600 km2, y aproximadamente de 9.7 millones de personas, el 90.0% inmigrantes, es la economía 31 por el volumen del PIB, tienen un PIB per cápita de los más altos del mundo de alrededor de 38,000 euros, se encuentra en el puesto 25 de los 196 países del ranking de PIB per cápita.

La EAU tiene una forma de gobierno de una Federación que reúne a 7 emiratos: Abu Dhabi, Ajman, Dubai, Fujairah, Ras al Khaimah, Sharjah y UMM al-Qaiwin. Cada emirato está gobernado por un emir y posee su administración. Cada emir conserva la autonomía de gestión de los recursos del emirato. El Consejo Supremo de los Emiratos Árabes Unidos acumula los poderes ejecutivos y legislativos. El emir de Abu Dhabi, el primer productor de petróleo, fue elegido presidente en el 2004, sucediendo así a su padre. El emir de Dubai fue nombrado vicepresidente y primer ministro.

Los EAU tuvieron un desempeño económico moderado en los últimos 3 años, en parte debido a los recortes en la producción petrolera (30.0% de sus ingresos) por acuerdos de la OPEP, la continua reestructuración corporativa, la reducción de la inversión gubernamental y la disminución de los precios de los bienes raíces, sin embargo, se prevé que la economía tienda a repuntar en el futuro. El país registró un contexto económico mundial ralentizado, tensiones comerciales y geopolíticas y una demanda energética más baja.

De acuerdo a las últimas estimaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) del 14 de abril de este año, debido al brote del Covid-19, el PIB de EAU disminuirá -3.5% en 2020 y repuntará 3.3% en 2021, impulsado por un mayor dinamismo comercial, un estímulo fiscal e incremento de inversiones estatales y privadas relacionadas con la Expo Dubai 2020. Dubai es la capital de EAU.

El gobierno de los Emiratos ha introducido una política de flexibilización fiscal para permitir la recuperación económica. Las reformas estructurales se han intensificado, junto con el anuncio de un nuevo plan para un estímulo fiscal en los próximos tres años y el aumento de la inversión pública por la Expo Mundial 2020. El presupuesto de 2019 ha sido el mayor en la historia del país con un aumento de 17.35% en comparación con el año anterior.

El Banco Central de los EAU y los fondos soberanos poseen importantes activos extranjeros, que le dan al país un amplio margen de liquidez (Abu Dabi tiene el cuarto mayor fondo soberano del mundo) y lo convierten en un acreedor neto a nivel global. En los últimos años, el país ha intentado diversificar su dependencia económica del petróleo, sobretodo desarrollando con fuerza los sectores de finanzas y turismo. Abu Dabi ha invertido en formas alternativas en producción energética y en la primera planta nuclear del país – la central Barakah abrirá este año, tras numerosos retrasos -.

Los EAU tienen un sistema de bienestar altamente desarrollado y una de las más bajas tasas de desempleo en el mundo, en torno a 0.5% y depende en gran medida de la mano de obra extranjera (más del 85.0% de la fuerza laboral).

De acuerdo a los últimos datos del Banco Mundial, la agricultura contribuye con 0.7% del PIB y emplea solo al 4.0% de la fuerza de trabajo, ya que la mayor parte del territorio no es adecuado para la agricultura. El 85.0% de los alimentos se importan.

Las actividades manufactureras han experimentado un avance sin precedentes en los últimos 5 años, particularmente en los sectores de metales, muebles, preparación industrial de alimentos, producción de aluminio, materiales de construcción, fertilizantes, industria petroquímica, fibra de vidrio y bienes raíces.

En el presente, la industria representa 46.8% del PIB y emplea a 23.0% de la fuerza laboral, si bien la dependencia del petróleo ha disminuido, EAU son el octavo productor mundial del mismo con reservas significativas. Se estima que sus reservas de petróleo y gas durarán aproximadamente 100 años al ritmo de consumo actual.

El sector terciario aporta 52.5% del PIB y emplea a cerca de tres cuartas partes de la fuerza laboral (73.0%). Los principales subsectores son el comercio internacional, el transporte aéreo, las actividades financieras y el turismo. Este último en particular atribuye con 12.0% del PIB, sobre todo impulsado por el emirato de Dubai.

La mesa está puesta para la complementación de las economías de Israel y los EAU, solo un factor político – bélico imprevisible, Irán, podría ensombrecer su futuro.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.