Leon Opalin

Captura Israel a los 6 terroristas que se escaparon de una prisión

Las fuerzas de seguridad israelíes arrestaron a los dos terroristas restantes de los 6 que escaparon de la prisión de alta seguridad de Gilboa.

Las fuerzas de seguridad israelíes arrestaron la noche del sábado al domingo (18 de septiembre) a los dos terroristas restantes de los 6 que escaparon de la prisión de alta seguridad de Gilboa al norte de Israel hace dos semanas. Eham Kamamji y Munadil Nafiyat, ambos miembros de la Yihad Islámica que opera principalmente en la Franja de Gaza, fueron detenidos en la ciudad de Jenin, en el norte de Judea y Samaria (Cisjordania). Al igual que los 4 terroristas arrestados previamente no se resistieron al arresto y se rindieron después de que las tropas israelíes rodearon el edificio donde se escondían.


El arresto de los seis terroristas evitó posibles ataques contra blancos militares y civiles de Israel y calmará por lo menos temporalmente, los ánimos belicistas de un gran número de palestinos enardecidos por la fuga.


El Primer Ministro de Israel, Naftali Bennett destacó que los hechos sucedidos tienen el potencial de presentar un impacto en varios sectores, por lo que el gobierno debe coordinarse en un esfuerzo conjunto con todas las autoridades de seguridad.


El Ejército de Israel en sus esfuerzos de búsqueda de los prófugos aumentó la asistencia para la misma con dos batallones, 6 compañías, dos equipos de reconocimiento, varios escuadrones de fuerzas especiales y equipos de vigilancia aérea. El escape de una prisión de máxima seguridad, sembró miedo y pánico entre la población de Israel y júbilo y orgullo en amplios grupos de la población palestina.


Los que esperaban que la fuga fuera el comienzo de un nuevo levantamiento palestino (Intifada) están equivocados, “la gran mayoría de los árabes israelíes no son fanáticos islamistas ni ideólogos antijudíos”, quieren compartir que ofrece Israel. Quieren ser incluidos.

COLUMNAS ANTERIORES

El crimen organizado en la comunidad Arabe-Israelí
Israel. La Solución de los Tres Status

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.