¿Salud mexicana o nórdica?
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Salud mexicana o nórdica?

COMPARTIR

···
menu-trigger

¿Salud mexicana o nórdica?

08/05/2019

El Plan Nacional de Desarrollo 2018-2024 traza las metas y el rumbo de lo que impulsará la administración del presidente López Obrador. En materia de salud pública, el Plan apunta que el sistema actual tiene una sobrecarga en los servicios, que redunda en tiempos de espera prolongados y en detrimento de la calidad del servicio.

También afirma que hay un rezago en la capacidad de garantizar de manera efectiva el derecho a la salud. Por ejemplo, México cuenta con menos camas, así como doctores y enfermerxs por cada mil habitantes que el promedio de la OCDE.

Partiendo de esta realidad, el Presidente ha prometido trabajar para que el país goce de un sistema de salud como el de los países nórdicos. Lograrlo, sin embargo, requiere de una mucha mayor inversión pública en el sistema nacional de salud. Dinamarca, por ejemplo, invierte el 8.6 por ciento de su PIB, sólo de recursos públicos, en su sistema de salud, mientras que México apenas invierte el 2.8 por ciento. La diferencia es abismal.

En 2019 el presupuesto para todo el sistema público de salud será de 596 mil millones de pesos. El IMSS recibe el 50 por ciento de dicho presupuesto; es decir, cerca de 300 mil millones al año. Para poder mejorar el servicio y la calidad del sistema de México a los niveles de los mejores sistemas de salud en el mundo, sería necesario que en los próximos años pudiéramos multiplicar por tres el monto de inversión pública. Hacerlo requiere de una profunda reforma fiscal.

El PND establece ocho objetivos para la política de salud, el 2.4.3 dice: “Mejorar y ampliar la infraestructura de salud, equipamiento y abasto de medicamentos, generando condiciones adecuadas y accesibles para brindar servicios de salud de calidad a toda la población”.

Sin más recursos será prácticamente imposible cumplir con este objetivo, al igual que con otros importantes programas en materia de política social. Para impulsar la equidad y un mayor bienestar, el gobierno necesita una reforma que incremente la recaudación a partir de 2020.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.