Prepararnos ante la crisis mundial
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Prepararnos ante la crisis mundial

COMPARTIR

···

Prepararnos ante la crisis mundial

04/09/2019

Este lunes el Aspen Institute México presentó un estudio sobre el contexto económico mundial, las implicaciones que éste tiene para México, así como las oportunidades que dicho escenario ofrece para fortalecer nuestras ventajas competitivas. El documento, Escenarios de la economía mundial Desafíos y oportunidades para México, es un ejercicio que busca despertar un debate serio y objetivo sobre qué debemos hacer ante un enfriamiento de la economía global, y en particular ante la desaceleración de los Estados Unidos.

La sola posibilidad de que nuestro principal socio comercial entre en un periodo de recesión es razón suficiente para que se tomen las medidas preventivas necesarias.

A pesar de que una recesión se puede detonar por factores externos, el impacto y la recuperación de una crisis depende de qué tan bien preparado está cada país antes, y qué tan efectivas sean las medidas para contrarrestarla.

El crecimiento económico de México en los últimos 15 años ha sido menor al de su potencial y notoriamente desigual, tanto sectorial como regionalmente. Además, el país no logró resolver condiciones estructurales de rezago social como la pobreza, la baja participación femenina, la desigualdad, la inseguridad, la corrupción y la impunidad. Estas condiciones dejan a México en una situación desfavorable ante futuros escenarios de desaceleración global.

El documento propone algunas medidas preventivas para apuntalar las ventajas comparativas de México antes de la recesión económica. El país estaraía en una situación de menor vulnerabilidad si se coloca como un destino altamente atractivo para la inversión, realiza una reforma fiscal, fortalece el sistema de pensiones, promueve infraestructura, logra una menor dependencia con Estados Unidos y amplía los programas sociales en curso.

Fiel a su propósito el Aspen seguirá promoviendo mesas de diálogo abiertas, plurales y apartidistas, para profundizar sobre los temas que se abordan en este trabajo. Es un documento vivo, sujeto a enriquecerse y ampliarse con nuevas propuestas; no ofrece “la receta”, el objetivo es poner en marcha una reflexión seria de un problema que únicamente podemos resolver con la acción y el compromiso de todos los actores de la economía nacional.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.