Nahle vs. Trump
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Nahle vs. Trump

COMPARTIR

···

Nahle vs. Trump

05/06/2019
Actualización 05/06/2019 - 14:53

Donald Trump es un presidente tóxico para el sistema económico mundial, que debía ser revisado. Entre otras medidas abandonó el TPP, inició una guerra comercial con China y viene amenazando que terminaría con el NAFTA. Después de una intensa y fructífera negociación, Canadá, Estados Unidos y México, lograron revisar el tratado de 1994, actualizarlo, ampliarlo y 'equilibrarlo'. El T-MEC es el resultado que Trump buscaba para sepultar “el peor tratado comercial del mundo”, y tener un tratado comercial que pusiera a su país en mejores condiciones de competencia frente a sus principales socios comerciales, America First.

Es cierto que debemos revisar a profundidad los daños y excesos que se generaron de la globalización, pero dinamitando el comercio no vamos a avanzar a un nuevo orden que los atienda.

Trump tóxico no podría quedarse con los brazos cruzados frente a su reelección en 2020. En su cálculo político, el T-MEC no es suficiente para garantizar que su base electoral lo mantenga en la Casa Blanca.

La migración, esa sí, parecería una razón poderosa (como el Brexit) para que sus votantes refrenden su pasión por Trump. La migración de Centroamérica, afirma Trump, amenaza la paz y seguridad de los estadounidenses. México no hace nada para detenerla, luego entonces se merece el castigo más dañino que el presidente tiene a su alcance: aranceles a todas las mercancías que crucen la frontera.

Habrá que dar respuestas firmes y certeras ante esta confrontación. Pero la mejor respuesta a Trump la tiene Rocío Nahle. Nadie en el gabinete tiene en sus manos la posibilidad de una acción más eficaz contra Trump. ¡Ser más atractivos y competitivos en el sector energético! Así es, si México define pronto esquemas de inversión que atraigan una mayor participación privada en petróleo, gas natural, electricidad y energías renovables, Nahle pondría en los ojos del mundo una jugada disruptiva. Sería enfrentar a Trump en un tablero que él no está considerando. La señal positiva que eso enviaría en los mercados sería más poderosa que su berrinche y despropósito.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.