Julietadelrioinai

¿Y la Plataforma Nacional de Transparencia?

Gracias a la Plataforma Nacional de Transparencia se pueden realizar reportajes de interés público sobre lo que se oculta en nuestro país.

Ante la dinámica y polémica que se ha generado por la iniciativa de reforma que pretende trasladar los derechos que tutela el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) al Poder Ejecutivo, se habla de todo lo que podría pasar con esto; pero, nadie se pregunta ¿y dónde queda la Plataforma Nacional de Transparencia? De forma escueta, se señala que las herramientas tecnológicas pasarán a formar parte de la administración pública federal, o del INEGI.

Hoy desde tu móvil o computadora, puedes tener acceso a contratos, directorio, trámites, padrón de beneficiarios, servidores públicos sancionados, ejercicios presupuestales, entre otras cuestiones. La Plataforma Nacional de Transparencia cuenta con más de 8 mil instituciones públicas en el país, de las cuales, 285 son sujetos obligados del Poder Ejecutivo Federal, todo ello está establecido por ley.

Además, las consultas son de manera inmediata y no generan costo, se hace de forma anónima y desde cualquier lugar en el mundo con Internet y un dispositivo electrónico.

Desde hace 10 años, las personas, instituciones y organizaciones sociales especializadas en transparencia, rendición de cuentas, combate a la corrupción y derechos humanos hemos trabajado intensamente por crear una herramienta digital útil. Desde ese momento a la fecha una sola idea ha guiado nuestro actuar: el Estado mexicano debe ser una caja de cristal, y para ello necesitamos instrumentos eficaces e innovadores.

En 2016 nació la Plataforma Nacional de Transparencia y se ha posicionado como la fuente de información pública más importante del país, donde la sociedad consulta diariamente datos que las autoridades deben –por ley– publicar para explicar y justificar su actuar (llamadas obligaciones de transparencia).

Mediante esta herramienta las y los ciudadanos realizan solicitudes de información a cualquier persona física o moral que ejerza recursos públicos. Si no entregan la información como se requiere, se pueden interponer quejas (recursos de revisión) para que el INAI o los 32 organismos locales de transparencia, analicen jurídicamente caso por caso, todo a través de la propia Plataforma.

La Plataforma Nacional de Transparencia suma 9 millones 310 mil 376 solicitudes de acceso al 31 de enero de 2024. De estas, 6 millones 499 mil 797 corresponden a información pública y 2 millones 810 mil 579 están relacionadas con la protección de datos personales.

En 2023 recibió cerca de 183 millones 987 mil 580 intentos de ciberataque y en lo que va de 2024 ha recibido 69 millones 839 mil, sin embargo, esta nunca ha sido vulnerada, siendo un ejemplo de vanguardia tecnológica y de accesibilidad a nivel mundial. Esta herramienta pertenece al Sistema Nacional de Transparencia, y es administrada por el INAI; si desaparece el Instituto –como es la pretensión de las recientes reformas impulsadas por el titular del Ejecutivo Federal–, desaparecería la Plataforma Nacional de Transparencia como la conocemos ahora.

Gracias a la Plataforma Nacional de Transparencia se pueden realizar reportajes de interés público sobre lo que se oculta en nuestro país; la ciudadanía puede conocer presuntos actos de corrupción. Si deja de existir, no conoceríamos evidencias de irregularidades.


COLUMNAS ANTERIORES

Nuestras resoluciones hablan por nuestra autonomía
Las instituciones con más quejas sobre negativas de información en 2023

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.