'Whats' entre Monreal y Batres
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

'Whats' entre Monreal y Batres

COMPARTIR

···

'Whats' entre Monreal y Batres

23/08/2019
Actualización 23/08/2019 - 13:50

Todos hemos visto la madriza que se están dando Ricardo Monreal y Martí Batres en el Senado, porque el primero no quiere que se reelija el segundo (como bien escribió ayer Pablo Hiriart, en Morena todos andan en la reelección: Bonilla, Batres y Yeidckol andan tras eso para ver si al final se apunta ya sabemos quién).

Las cosas en Morena son de gran dimensión: ganaron a lo grande, se pelean a lo grande y dicen estupideces gigantescas. Además cuentan con la atención del respetable, pues lo que suceda en otros partidos es como un no-suceso, algo que no pasó o que, mínimo, no le interesó a nadie.

Es sabido que las broncas entre compañeros hoy en día no salen de la nada y se cultivan, por ejemplo, en los mensajes electrónicos. Ahí la gente se pelea a gusto y se insulta –sobre todo si es en un chat grupal–, y si bien no hay el anonimato, la falta de presencia física envalentona a cualquiera. Imaginemos unos 'whats' entre Monreal y Batres previos a la votación.

MB: Ricardo, te pido que saques las manos del proceso. Por una vez en tu vida procura no hacer trampa y salirte con la tuya. No me voy a dejar.

RM: En primera, dime señor coordinador. Sé que la educación no es algo por lo que destacas, pero haz un esfuerzo en esta representación nacional por estar a la altura.

MB: Jajaja. Cálmate ni que fueras muy fifí. Todos nos acordamos que almacenabas mota con tus hermanos. No vengas a dar clases de educación que no te va. Y el respeto se gana, no se pide.

RM: Nunca brillarás, siempre rencoroso y manejando mentiras. Yo no vendí leche envenenada. Y ni saques al tema lo de fifí, que el día que te disfrazaste de smoking, en lo de la Luz del Mundo, ¿si te acuerdas?, la gente te pedía cubas y que trajeras botana. Pero bueno, te digo que no me voy a meter en un proceso que tienes perdido de antemano.

MB: Perdido estás tú, Ricardo, tengo el apoyo de las compañeras y los compañeros. Sé ganarme los votos democráticamente, no soy trepador ni producto de los dedazos.

RM: Jajaja, pinchi Martí, ahora me vienes hablar de democracia a mí, que estuve en el PRI y en el PRD. Tú nunca has dejado de ser un pinchi comunista. Por eso te lo advierto: no es democrático lo que quieres hacer. Te quieres eternizar en el puesto y eso no es parte del proyecto de Andrés Manuel, hasta el momento, lo sabes bien. No mames.

MB: No mames tú. Y a mucha honra de mi pasado y mis luchas en la calle, mientras tú andabas con el innombrable. Por lo menos sé leer y no tengo que divulgar cada semana una foto con un libro. Ya sé que andas dando cañonazos a los compañeros y eso no se vale, te recuerdo que esto no es el PRI.

RM: Pues si no es el PRI se le parece mucho y veo muchas caras conocidas, como las de nuestro líder Andrés Manuel, Bartlett y para qué le sigo. Lamento que creas que a tus compañeros senadores se les puede corromper. ¿En ese concepto los tienes? Qué pena. Pinchi Martí.

MB: Ya deja de decir “pinchi”. Aquí no estamos en Sombrerete, es la CDMX, en la que te has refugiado para saquearla ni creas que no lo sé. Pinche Ricardo.

RM: Ahora te pones muy capitalino, ¿no? Muy cosmopolita, ¿no? Vales madres. Voy a poner una urna transparente, no como las que acostumbras de doble fondo. Y si eres tan bueno, gánate a los compañeros aunque sea con cañonazos, no más no los envenenes. Pinchi Martí.

MB: Lo único que has logrado es exhibirte como un político faccioso incapaz de encabezar un movimiento amplio. Eres un cacique, esto lo sabrá Andrés Manuel.

RM: De nuevo el respeto. Andrés Manuel es el señor Presidente y así te debes expresar cuando hables de él. Dile lo que quieres, yo soy compañero del Presidente no su gato, como tú. Y ya me tienes harto. Vas perder.

MB: Jajaj, eso lo veremos. Si no metes las manos llenas de cochambre político que tienes, ganaré. Y si no te denunciaré públicamente. No me quedaré callado ante un priista como tú.

RM: Como quieras. Yo mantendré la unidad del grupo a pesar de tu desagradable presencia. Pinchi Martí.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.