¿Y en días de Covid-19 Monreal juega ‘House of Cards’?
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Y en días de Covid-19 Monreal juega ‘House of Cards’?

COMPARTIR

···
menu-trigger

¿Y en días de Covid-19 Monreal juega ‘House of Cards’?

01/05/2020
Actualización 01/05/2020 - 10:26

El número de muertos por coronavirus aumenta, la economía se enfila hacia una recesión, el Producto Interno Bruto cae 2.4 por ciento y justamente en estos días… el senador Ricardo Monreal promueve una iniciativa de reforma en materia de… ¿normas oficiales mexicanas?

En días recientes, los legisladores de Morena se caracterizan por publicar toda aquella propuesta que alivie los golpes de su imaginación o la de alguien en Palacio Nacional que quiere saber qué temperatura tiene la alberca antes de echarse un clavado.

Algunos quieren moverle a las comisiones bancarias, otro quitarle las Afore a los ciudadanos… pero el más experimentado quizá de todos ellos en el Senado decidió meterse al asunto que probablemente es el más aburrido de todos y el que menos pasiones levanta: las normas que rigen la producción de la industria y el comercio.

Asumo que la amplia mayoría de este país ignora que la Cofepris, por ejemplo, revisa que los medicamentos cumplan con reglas o que existe además quien revise que el cargador de celular que venden en la tienda no vaya a terminar quemando las cortinas de la casa.

En ello quizás les va la vida, pero para el interés nacional importa más la muy próxima escasez de cerveza.

Evidentemente pues, Monreal no se metió a este asunto de normas para llenar su oficina de cámaras y reporteros. ¿Entonces?

Anoten que en pleno 18 de marzo, cuando todos estaban al pendiente del surgimiento de cualquier reminiscencia de inspiración cardenista petrolera, el senador sometió a la consideración de la Cámara alta la iniciativa de ley de infraestructura de la calidad que abroga o echa al cajón la Ley Federal sobre Metrología y Normalización.

Seguramente debe haber una intención noble en presentar la propuesta de nuevas reglas que regularán a la industria cuyos representantes dicen que vinieron a enterarse por ahí de Semana Santa acerca del asunto. Es tema de ellos y es pública ya la desconexión entre Morena y los empresarios.

¿En dónde entra el resto de la gente? En que uno de los argumentos de la iniciativa es la necesidad de actualizar a México internacionalmente en normatividad. Curiosamente en este tópico, solamente.

La iniciativa permitiría, entre otras cosas, la relajación de revisiones asumiendo que en otros países se portan bien y son suficientemente estrictos.

Lean por ejemplo esta parte de la iniciativa firmada por Monreal que considera la “autodeclaración”:

“Artículo 60. Las actividades de Evaluación de la Conformidad (...) deberán comprender lo siguiente, en los términos previstos en el Reglamento de esta Ley:

“II. En su caso, a través de una auto declaración de conformidad por parte de los sujetos obligados (...)”.

Imaginemos la escena: Pásele... ¿Dice usted que viene de Wuhan? Muy bien. ¿Y que esa carne es de limpia codorniz morena? ¿Me lo promete? ¿Deveras? Sale, pase usted. ¡El que sigue!...

Entre lo que sí vale la pena analizar está la apertura de la competencia, para que no sea solo un organismo el que regule por ejemplo… la producción de tequila. También hay que refrescar, tal vez, el negocio de los reguladores de productos eléctricos.

Pero en tiempos de 'moditos', este suena raro: la actividad de normatividad ha sido administrada históricamente por la Secretaría de Economía que tiene a gente que conoce esa relación con la industria, pero en este proceso legislativo son las comisiones de Hacienda y la de Estudios Legislativos las que invitaron a platicar a los empresarios en un escondido micrositio en internet.

El cambio viene con toda la fuerza para ejecutarse bajo el argumento de que la reforma es necesaria para cumplir compromisos asumidos durante la negociación del T-MEC.

Dado que Estados Unidos ya avisó que este trato tripartita arranca en junio, es posible asumir que la prisa corresponde con alguna presión que ejerce Washington… por la razón que sea.

El muy experimentado senador Monreal carga barajas de mucho peso, en un juego que recuerda al personaje Frank Underwood en la conocida serie de Netflix. Él no se mete a asuntos de poca relevancia.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.