Querétaro… Yucatán… ¿ahora viene Campeche?
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Querétaro… Yucatán… ¿ahora viene Campeche?

COMPARTIR

···

Querétaro… Yucatán… ¿ahora viene Campeche?

01/02/2019

Para entenderlo más fácilmente, háganse a la idea de que hoy obtienen la mitad del ingreso mensual que tenían en 2008, pero ahora mantienen a más gente en casa.

Hace 10 años, el dinero producido en tierra de campechanos sólo era superado por el que aportaban individualmente Nuevo León, el Estado de México y el entonces Distrito Federal. Hoy, una tragedia económica después, a Campeche lo rebasan ya la mitad de las 32 entidades federativas de México, en Producto Interno Bruto.

Se agotó en esta década la bonanza de Cantarell —el súper yacimiento petrolero explotado desde los ochenta por Pemex— y eso casi destruyó la economía campechana… hasta ahora, cuando en 2018 tocó fondo de acuerdo con datos del Inegi.

“Algunas entidades han revertido la tendencia negativa que mostraba recientemente su actividad económica: en Campeche se estabilizó después de una declinación de muchos años”, publicó en su cuenta de Twitter el líder de esa institución de estadística, Julio Santaella, al revelar esta semana cifras económicas actualizadas a septiembre.

Hay señales de cambios dramáticos en ese estado. Tomen como ejemplo al hombre de 39 años con la apariencia de recién graduado, que a pleno sol trabaja este cálido jueves de enero a la mitad de un callejón. Enfundado en una sudada camiseta de algodón y unos jeans, azota un pico de acero contra el suelo, rompe los extremos de un bache que en unos minutos será reparado, en una faena que detiene a menudo cuando la gente pide tomarse una foto con él o le deja a mano un refresco o un tamal.

A unos 10 metros hay un camión de esos útiles para cargar tierra o cascajo que él suele conducir. En su defensa trasera reza una leyenda en letras amarillas sobre un fondo azul: “El Cumplidor”.

Él es Eliseo Fernández Montufar, alcalde panista que arrasó el 2 de julio de 2018 en la capital de Campeche, y ése es el vehículo en el que se traslada todos los días a su lugar de trabajo, que rara vez es una oficina. Él presume de sus inicios como emprendedor… primero restaurantes, franquicias, luego inmuebles, finalmente entró a la política en un camino que pretende que lo lleve al gobierno del Estado y en el que asegura, carece de compromisos.

Apuesta a la diversificación económica de esa entidad, actividad que a su juicio, fue tomada por vivales dependientes del erario. Quiere una diversificación como la que persigue también Carlos Mouriño, el líder del Corporativo GES, quien ha instalado una playa al pie de un cerro rocoso y alrededor construye departamentos y casas en su Country Club, que ofrece a clasemedieros y adinerados, principalmente locales, pero también del resto del país.

Opina que pronto a Campeche podría ocurrirle lo que a Mérida: una explosión en turismo y en plusvalía de la vivienda y otros inmuebles, experiencia por la que pasaron antes los queretanos.

Mouriño supone también que la economía campechana migrará de a poco hacia los servicios en una circunstancia similar a la de su estado vecino que después de la debacle del henequén que destruyó la economía yucateca, su población e inmigrantes cambiaron de a poco sus actividades, en una variedad que ahora dinamiza su mercado y lo tiene entre las cinco entidades de mayor crecimiento.

No parece haber otro camino. La producción de crudo en aguas territoriales cercanas a la petrolera Ciudad del Carmen, Campeche, cerró 2018 en 1.5 millones de barriles diarios, un tercio menos de aquello de 2008, y no para de caer, detallan estadísticas del Sistema de Información Energética.

En cuanto a la plusvalía… los precios de la vivienda en Campeche, Campeche, crecieron 47 por ciento desde 2012, una cifra que sí está ya por arriba del promedio nacional, de acuerdo con la Sociedad Hipotecaria Federal.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.