¿Qué opina AMLO de la hermana de la mariguana?
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Qué opina AMLO de la hermana de la mariguana?

COMPARTIR

···

¿Qué opina AMLO de la hermana de la mariguana?

21/11/2018
Actualización 21/11/2018 - 9:31

Una es famosa, la otra puede ser un negocio legal. Poco hablamos de la Cannabis sativa que prácticamente se diferencia de la Cannabis indica solamente por el alto contenido de tetrahidrocannabidol o THC que tiene la segunda.

Son hermanas y acaso un biólogo puede diferenciarlas al paso, pero la primera no ofrece a los humanos los efectos en el cerebro que dieron en general fama a la planta.

En México la hierba se da en casi todos lados como ha podido comprobar el crimen organizado y si el presidente electo Andrés Manuel López Obrador sigue como hasta ahora al pie de la letra su Proyecto de Nación 2018-2024 en el que montó su campaña, muy probablemente los mexicanos podrían producir legalmente la Cannabis sativa en poco tiempo.

El documento mencionado -después de exponer el énfasis en agricultura que nos espera durante el siguiente sexenio- indicó lo siguiente:

“Definimos agricultura como la producción, agregación de valor y comercialización de alimentos, fibras y otros productos, usando como base los recursos naturales, energía, mano de obra, conocimiento y tecnología, para poner a disposición de la sociedad alimentos nutritivos e inocuos tales como cereales, leguminosas, oleaginosas, hortalizas, frutales, leche, huevo y carne de diferentes especies, incluyendo las de origen acuícola, así como otros productos (fibras, pieles, biomasa, etc.) que son necesarios para el bienestar humano”.

La palabra fibras está mencionada dos veces en este párrafo y ahí es en donde radica la oportunidad. La semana pasada un grupo de periodistas de distintas partes del mundo recorrió instalaciones agrícolas de Canadá en un viaje organizado por el gobierno de ese país en donde la cannabis ya fue legalizada.

Ante ellos, un robusto Mike Hudek pasó su mano por encima de la lisa y brillante textura de la carrocería de un tractor. La pieza estaba hecha de fibras naturales cubiertas con resina transparente que mostraba la elegancia natural de la estructura que parecía tejida.

¿Qué fibras? Cannabis sativa o cáñamo que ellos llaman “hemp” y una bien conocida en el sureste nacional: henequén.

Hudek, vicepresidente de la empresa sin fines de lucro Composites Innovation Centre basada en Winnipeg, no reveló el nombre de la compañía que patrocinó las pruebas de estos materiales para considerarlos en una próxima producción. La diferencia en costos frente a las fibras de plástico no existe, advirtió Hudek. Una revolución podría estar en camino ante las presiones ambientales que piden detener el uso de plástico. Una revolución como la que busca Peter Jones en la Universidad de Manitoba para producir, también con el cáñamo, alimentos ricos en cannabidiol o CBD que sí contiene esa planta, un químico que ingerido puede reducir la presión arterial, entre otras ventajas... hablando de la generación de valor a la que alude AMLO en su documento.

¿Qué tan serio va el próximo presidente con este proyecto agrícola? Considerando el seguimiento dado al resto de las propuestas del Proyecto de Nación, mucho. No ha salido de ese guion que planteó por escrito desde 2017 y que estuvo ahí siempre para quien quiso leer:

“Se analizará la pertinencia de crear una Guardia Nacional con el apoyo de los 214 mil 157 soldados y 55 mil 574 marinos que permanecen organizados bajo el mando de oficiales del Ejército y de la Marina, en regiones, zonas, batallones y otros agrupamientos menores”, explicó ese documento... que también expuso su aberración a los sobrecostos del eeropuerto y una crítica a la poca competencia entre “bancos”, palabra que está incluida 11 veces, contra las 67 que está la de “agricultura” en el texto de 461 páginas.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.