menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Que la ‘luz’ siempre aumente su precio

COMPARTIR

···
menu-trigger

Que la ‘luz’ siempre aumente su precio

02/02/2021
Actualización 02/02/2021 - 9:53

Conviene sacarse de la cabeza que la ‘luz’ debe aumentar de precio en México cada año. Pudo ser lo normal en el pasado, pero en este siglo eso cambió.

La tecnología, amén de las bajas en los precios de combustibles usados allá y acá, abren la posibilidad de bajar las tarifas.

Pero el precio de la electricidad no se reduce en México y una iniciativa enviada ayer por el gobierno a la Cámara de Diputados parecería perseguir, mediante una redacción amable, la intención de que los aumentos no paren:

“La presente iniciativa, como ya se explicó, tiene como propósito garantizar la confiabilidad y un sistema tarifario en precios, que únicamente serán actualizados en función de la inflación”, dice a la letra la propuesta de reforma eléctrica firmada por el presidente del país.

Que “únicamente” aumente al ritmo de la inflación, en beneficio de quien la cobra. ¿Debe ser así?

A los mexicanos en sus casas y negocios la CFE le aumentó el precio de la electricidad 3.5 por ciento durante los 12 meses más recientes, de acuerdo con datos del Inegi.

A los estadounidenses en sus casas, 2.5 por ciento. A los empresarios de ese país, al revés, allá se las bajaron 3.6 por ciento en un año y pagan menos que en 2019, de acuerdo con información de la Agencia de Información Energética de Estados Unidos (EIA). https://bit.ly/3pzll3X

Los precios del gas natural en el país vecino son todavía de la mitad del nivel de hace 10 años, detallan indicadores históricos del Henry Hub, en la costa del Golfo de México, recopilados por Bloomberg.

Además, allá como en países similares a México, la generación de energía a partir de fuentes renovables aumenta a tasas más aceleradas.

En Brasil y Chile, la generación con energía solar y del viento aumenta 17 por ciento cada año desde 2008, advierten datos de la BP en el comparativo anual que registra en su Statistical Review of World Energy. En Perú, 22 por ciento; en Turquía, 42 por ciento, mientras que en los vecinos Canadá y Estados Unidos, 15 y 13 por ciento, respectivamente. México avanzaba a una tasa anual de 11 por ciento hasta 2018.

¿En qué radica el interés de los países por instalar aerogeneradores y paneles solares? Obviamente pesa el factor de ayuda al medio ambiente, pero también el hecho de que es más barato ahora generar electricidad con estas tecnologías.

La EIA hizo cuentas. El costo nivelado de la electricidad a partir del Sol, es ya el más bajo después de la geotermia, para los proyectos de esta década en Estados Unidos: 36 dólares por megawatt hora. Luego el del ciclo combinado, a partir del aún barato gas natural, e inmediatamente después el de los aerogeneradores, con un costo de 40 dólares por megawatt hora.

Los anteriores son superados ampliamente por el costo de 53 dólares de las hidroeléctricas, 67 de las termoeléctricas o de 75 dólares de la nuclear.

El costo de generar con el viento y el sol cae cada año y eso lo he expuesto aquí antes. En un país en el que las empresas compiten por atender consumidores, cada quien ofrece su mejor precio y eso provoca que el de la electricidad se estanque o incluso, caiga.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, firmó una iniciativa enviada ayer a la Cámara de Diputados, en la que parece privilegiar el bienestar de la CFE por encima del de los habitantes del país.

Decir lo anterior no significa que sus antecesores hicieron muy bien las cosas.

Es cierto como lo afirma en su texto el mandatario que en el pasado, la autoridad cedió ante la simulación de empresas que abusaron de esquemas legales que les permitieron vender energía a la industria en un mercado paralelo. Posiblemente ilegal.

Pero una vez más, este gobierno intenta hacer una poda cortando el árbol de tajo.

De nuevo, el presidente evita la fatiga de ir por los responsables y prefiere castigar a todos.

Si los legisladores ceden, más allá de que haya disputas en tribunales, los mexicanos podrían ver crecer invariablemente el precio de la electricidad. Lo bueno es que éste solo crecería al ritmo de la 'inflación'.

El autor es director general de Proyectos Especiales y Ediciones Regionales de El Financiero

Consulta más columnas en nuestra versión impresa, la cual puedes desplegar dando clic aquí

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.