¿Por qué salvar Pemex (y Tabasco) cueste el dinero que cueste?
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Por qué salvar Pemex (y Tabasco) cueste el dinero que cueste?

COMPARTIR

···

¿Por qué salvar Pemex (y Tabasco) cueste el dinero que cueste?

24/05/2019

Parece que sus críticos más radicales no tratan de entender la psicología del Presidente. La discusión no es si está bien usado o no el dinero en Pemex, el foco debería estar en analizar el resultado de una operación aritmética que simplemente ya está en ejercicio:

Menos dinero a lo que controle Andrés Manuel López Obrador como titular del Ejecutivo federal, y más dinero a la empresa bajo su mando que vio él cuando niño como único camino a la riqueza en su tierra.

Su vinculación familiar y regional motivan en AMLO acciones definitivas para empujar su estado… por todas las vías. Veamos: Tabasco en el tren peninsular; Tabasco en la conexión del Istmo; Tabasco en la Refinería; Tabasco en el perdón de 11 mil millones de pesos de pagos que nunca harán a la CFE; Tabasco con la tarifa más baja de electricidad; Tabasco como sede de la Secretaría de Energía; Tabasco como… lugar de inversiones que puedan hacerse con 138 mil 700 millones de pesos de Pemex que podrían venir a partir de 2020 con un nuevo mecanismo fiscal, de acuerdo con un documento enviado a Bloomberg por el director general de Pemex.

Lo de AMLO es profundo e incomprensible para quienes no se esfuercen por hacer un análisis que no sea económico.

La mejor descripción de su legítima ambición la leí en un reportaje publicado antes de la elección en Bloomberg Businessweek México el 11 de mayo de 2018 (https://bit.ly/2YKHrCC):

“La historia de López Obrador comienza en Tepetitán, un pueblo de menos de mil 500 habitantes en un recodo de un río de Tabasco. Sus abuelos eran campesinos y sus padres tenían una tienda de telas”, detalla el texto que continúa… “cuando tenía 15 años ocurrió una tragedia que se convertiría en una parábola fundacional de su carrera”.

La publicación detalló el desafortunado momento en el que el hermano del actual presidente perdió la vida. Luego, expuso:

“El candidato no habla mucho sobre el incidente, aparte de reconocer que lo afectó profundamente. (Enrique) Krauze ha sugerido que el incidente dejó a López Obrador con un sentimiento de culpa, que él trata de expiar con un celo casi mesiánico para cambiar el curso de la historia”.

La primera historia a cambiar es la de Tabasco, estado herido gravemente por el desdén del presidente Enrique Peña Nieto: considerando los números, hoy ese estado es el que ofrece quizás la peor calidad de vida. Van datos del INEGI: tasa de desocupación del 7.6 por ciento, la más alta; crecimiento económico del -10.4 por ciento en 2018, el más bajo (es en realidad drástica una caída); quinto lugar en número de víctimas por inseguridad…

Los nuevos 138 mil millones de pesos que podrían “inyectar” a Pemex el año que entra servirían para casi duplicar los 188 mil millones de pesos que invirtió la empresa en 2018. Solo para dimensionar: equivalen al 30 por ciento de la economía tabasqueña. Pretendo luego bordar sobre la dignidad que le conferiría esa friolera a una empresa que nunca ha operado como tal.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.