Les van a dar gas
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Les van a dar gas

COMPARTIR

···

Les van a dar gas

23/08/2019
Actualización 23/08/2019 - 10:49

Hizo algo muy importante ayer. Importante para ella, pero más para el resto de los mexicanos. Elvira Daniel Kabbaz, como pocos funcionarios, asumió una responsabilidad que otros juzgaron inalcanzable: llevar el gas natural a todos los estados del país en un plazo aproximado de 24 meses.

Parece un asunto técnico, como lo es, pero tiene la gran relevancia de que sin gas, ustedes no podrían siquiera cargar de electricidad su celular. Si el norte de México es económicamente fuerte, se debe a que tiene gas natural desde hace años, dijo, si el sur no lo es, se debe a que durante décadas envió el hidrocarburo que produce a esa región mejor conectada con la economía estadounidense. Para los norteños llegó la hora de responder.

¿Cómo hará la directora del Centro Nacional de Control de Gas Natural para cumplir con su promesa? Reestructurando el sistema nacional de ductos, motivando o efectuando algunas inversiones, estableciendo un nuevo modelo de distribución, con camiones… eso fue a decirles ayer a los empresarios del Consejo Coordinador Empresarial, reunidos en el nuevo Centro Internacional de Congresos de Yucatán.

Van algunos detalles. Primero, para el arranque del año entrante, México tendrá una planta industrial capaz de 'bombear' gas natural en dos direcciones y no solo hacia el norte, como ocurre hoy. Esa inversión está en marcha en Cempoala, Veracruz.

Luego, infraestructura para el Istmo, ahí una reparación de 80 millones de pesos revitalizará un viejo ducto en lugar de instalar uno nuevo que costaría 20 mil millones, como lo pretendía la administración de Enrique Peña Nieto. Hay infraestructura, tenemos que comunicarla y usarla, propuso Daniel Kabbaz a los empresarios de México enfundados ayer en guayaberas blancas.

Posteriormente un punto de inyección que no estará en Progreso, Yucatán; ni en Pajaritos, Veracruz; ni en Seiba Playa, Campeche… no, estará en la zona de la nueva refinería de Dos Bocas, en Tabasco, porque la nueva infraestructura necesitará gas y también porque hacerlo en los otros puntos limitaría su alcance o el suministro podría 'chocar' con el que viene del norte. A Dos Bocas le inyectarán gas natural nacional con alto contenido de nitrógeno, pero gas al fin. No hay en el gobierno federal planes de una terminal de gas natural licuado o LNG.

Dos Bocas suministrará mediante el ducto de Mayacán y otra infraestructura el gas que necesita la península de Yucatán y Chiapas. ¿Qué otra infraestructura, por ejemplo? Fijas, dedicadas al almacenamiento y una móvil: camiones o pipas que lleven el gas a zonas alejadas. Su servicio podría empezar a generar una demanda que una vez alcanzando unos 40 millones de pies cúbicos diarios, pueden motivar la instalación de un ducto en una zona específica.

¿Quién pagará esa infraestructura? Como ocurre en Europa y ya ocurrió en México, los usuarios actuales del combustible que mediante una 'socialización' de las tarifas de transporte, podrían enfrentar un alza en este rubro próximamente. Es, a decir de los presentes ayer, justicia social. Eso puede generar fricciones en ciudades consumidoras como Monterrey.

Elvira Daniel Kabbaz tocó también un asunto para el que aún no hay reglas y por lo tanto no está claro: la unificación del sistema nacional de ductos, pues hoy dos operan sobrepuestos y separados: los de las empresas productivas del estado —Pemex y CFE— y aparte, el privado.

Son justamente los representantes de las compañías las que esperan más datos. El gobierno promete respetar sus derechos. Veremos. La promesa es: que todos los estados cuenten con gas natural próximamente. Bien por eso.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.