menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Hasta panaderos acuden, ¿por qué no va alguien de la CFE?

COMPARTIR

···
menu-trigger

Hasta panaderos acuden, ¿por qué no va alguien de la CFE?

20/11/2020
Actualización 20/11/2020 - 11:53

Se parece al choque que ocurrió en las oficinas durante los noventa. Muchos se aferraban a su máquina de escribir mientras que de a poco en cada escritorio montaban una computadora cuando llegó el internet.

El choque actual tiene que ver con quienes defienden las partes pequeñas en las que se dividen cosas como el gas o el petróleo: moléculas. En otro bando están quienes lucen enfocados en electrones.

Sucede que ya no es poquito a poco. El mundo depende crecientemente de electricidad y cada vez menos de carbón o gasolina.

Piensen en cómo se amontonan cargadores y conexiones en sus enchufes, o tal vez, en los scooters y bicicletas públicas disponibles en la Ciudad de México. Ahora analicen la siguiente gran ola que viene desde Europa: allá, un 10 por ciento de los vehículos vendidos este año ya son eléctricos (https://bloom.bg/32Ysdyu).

La razón está principalmente en los castigos ingleses previstos para algunos sectores obligados a moverse hacia el transporte basado en electrones y en los subsidios e incentivos alemanes que para ese mismo fin fueron recientemente prolongados.

Esa tendencia, de paso, eleva la demanda de vehículos eléctricos de dos o cuatro ruedas y por reglas de economía, hace más barata la producción y sus precios.

Por eso el mundo se mueve hacia una actual transición energética que será analizada la próxima semana en un evento llamado Latam Energy Summit, Renovables, Hidrógeno, Almacenamiento y Nuevas Tendencias. Participarán empresas de Argentina, Brasil, Ecuador, Chile, Colombia, incluso estará presente una representante de una empresa global de origen mexicano, Bimbo.

Ella es Irene Espinola, la directora global de energía renovable de este grupo que desde hace tiempo diseña y construye pequeños camiones eléctricos para repartir pan. En mayo del año pasado, Espinola recibió un premio porque Bimbo acumuló en sus edificios más de 20 megawatts de capacidad de generación de energía solar, la necesaria digamos, para alimentar unos 10 centros comerciales como el de Parque Delta, en la Ciudad de México.

En el citado encuentro coinciden directivos de empresas vendedoras de electricidad de Latinoamérica como Martín Mandarano, director general de la argentina YPF Luz, que instala 400 megawatts de capacidad de energía eólica, la proveniente del viento. Por alguna razón, la mexicana CFE no está considerada en la agenda programada.

La secretaria de Energía, Rocío Nahle se enfoca en proyectos de moléculas. Un mandato presidencial la dirige hacia la producción de petróleo crudo y sus derivados, por lo que la política eléctrica parece estar en manos solamente de Manuel Bartlett, director de la empresa productiva del estado que cobra los recibos de luz.

Convendría que ambos atendieran una discusión incluso previa a la de la semana entrante.

Hoy, a partir de las 8:30 horas, una relevante parte de la Reserva Federal de Estados Unidos, el Banco de la Reserva Federal de Dallas, dedicará seis horas de conversación pública al acelerado cambio en el modelo de consumo energético.

'Energy and the Economy. Navigating the Changing Energy Landscape', titularon el encuentro que abre con la conferencia del presidente del organismo texano, Robert Kaplan. La conferencia coincide con el inminente cambio en la presidencia estadounidense a la que debe llegar Joseph Biden, quien promueve un gran plan de energía renovable.

¿Los temas a revisar? La perspectiva para el mercado del petróleo y el gas; los riesgos y oportunidades de la transición energética global y una discusión precisamente sobre el panorama cambiante de energía en Estados Unidos, en donde el consumo de carbón para generar electricidad cae sin remedio aparente, mientras sube el uso de paneles solares y aerogeneradores.

Esperen detalles ahora del plan propuesto ayer por Justin Trudeau, primer ministro canadiense, para obligar por ley al gobierno federal actual y futuro a establecer estrategias para que Canadá alcance cero emisiones netas de carbono para 2050.

Todo eso ocurre afuera, con o sin mexicanos.

Consulta más columnas en nuestra versión impresa, la cual puedes desplegar dando clic aquí

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.