Estas empresas crecen incluso en el arranque de la 4T
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Estas empresas crecen incluso en el arranque de la 4T

COMPARTIR

···

Estas empresas crecen incluso en el arranque de la 4T

08/11/2019
Actualización 08/11/2019 - 12:03

¿Conocen a alguien cuyo negocio crezca sorprendentemente en estos días? Ellos están en franco ascenso.

Se dedican a resolver el problema de quien requiere dinero rápidamente, sea para pagar un pedido de la compañía o para comprar equipo, pero también para quien necesita comprar un coche, por ejemplo.

Hay un problema. Solo las conoce el 45 por ciento de los mexicanos, de acuerdo con una encuesta difundida por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (ENAFIN 2018).

Son las empresas llamadas Sofom o Sociedad Financiera de Objeto Múltiple, cuyo nombre técnico esconde virtudes: la conforma la gente todo terreno del sector financiero.

Hoy ofrecen préstamos a las empresas con tasas que rondan el 20 por ciento anual.

A los bancos los persigue el cliché de la riqueza, la sofisticación... pero en el gremio que comanda Fernando Padilla, si es necesario mover una mesa que estorba, el mismo presidente de la Asofom se quita el saco y carga el polvoriento mueble en plena exposición.

En un año en el que la economía de México se estancó, las empresas definidas como Sofom crecieron a un ritmo anual de 15 por ciento, dicho en corto por gente de Nacional Financiera y reconocido por empresarios del sector, que estiman incluso una tasa mayor.

Tan en corto ellos hablan de eso, como los banqueros manifiestan pánico por las decisiones económicas que toma el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, mientras en público la calidez mutua prevalece.

Directivos de las Sofom ya percibieron el olor a oportunidades, cuando los banqueros se ponen nerviosos, saben que es hora de visitar clientes.

La austeridad empresarial y la eficiencia parece pagar a un sector cuya cartera suma este 2019 unos 900 mil millones de pesos, de acuerdo con datos del Buró de Crédito analizados por la asociación. Eso es aproximadamente 4 por ciento del Producto Interno Bruto.

Inicialmente de familiares ricos, pero luego de fondos o préstamos que consiguen por tasas que toman como referencia la TIIE o para los técnicos, Tasa de Interés Interbancaria de Equilibrio. Mientras más baja sea esa tasa, ellos pueden prestar a más bajos costos u obtener una mayor rentabilidad.

Son días buenos para ellos. El Banco de México bajó en septiembre a 7.75 por ciento anual la tasa de referencia para todas las demás tasas y parte del el sector financiero espera que pueda caer hasta 7.25 por ciento al cierre de año.

Cada poco que baje aumenta las utilidades de créditos que ya concedieron las Sofom a tasa fija previamente cuando la tasa estuvo en 8 por ciento.

Además, estas empresas encuentran dinero más barato cada vez. Incluso en la Bolsa Mexicana de Valores.

La brecha la abrió Finbe, encabezada por Juan Manuel Ponce Díaz, con una colocación por 600 millones de pesos realizada en junio de 2017.

En estos días otras cinco empresas registradas como Sofom están involucradas en procesos para cotizar en la BMV y levantar capital. En esa institución, Verónica Cordero se involucra de manera directa con postores que pueden acercarse cuando sus carteras se ubican entre 200 y 300 millones de pesos.

La circunstancia de las Sofom las pone en un lugar de irónico privilegio ante una circunstancia de astringencia del crédito para las empresas.

¿Su reto? La mayoría de sus mejores potenciales clientes, dueños de medianas empresas, acude al banco porque ahí tiene otras cuentas o porque está próxima a la oficina una sucursal. Tendrán que hacerse notar.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.