El riesgo sobre la marca Pemex
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

El riesgo sobre la marca Pemex

COMPARTIR

···

El riesgo sobre la marca Pemex

10/01/2019
Actualización 11/01/2019 - 10:50

La sola marca cervecera Corona Extra vale más de 5 mil millones de dólares, de acuerdo con Interbrand. ¿Cuánto vale la marca Pemex? ¿Cuánto valdrá después de la crisis de desabasto?

Esa marca es propiedad de los mexicanos, si gana valor, los ciudadanos tienen un activo creciente debido a que pueden exportarla, por ejemplo, instalando gasolineras en Estados Unidos, como de hecho sucede. Pero puede ocurrir lo contrario en estos días de confusión en torno a quién persigue y qué pretende el gobierno cerrando ductos.

A río revuelto ¿Qué marca de gasolina ganará en México con la presente crisis?

Pensemos en que a México han llegado la británica BP y la también europea Shell. La evidencia de cierres parciales de sus establecimientos nacionales, motiva a confirmar que se surten de Pemex, y su proveedor —por las razones que sean— les incumplió, lo que puede dañar ante los accionistas de las compañías extranjeras la marca de la petrolera mexicana.

A Shell y BP no les favorece dar signos de desabasto a clientes que guardarán, al menos en el corto plazo, el recuerdo de que a ellos, su proveedor les falló.

Destaca entonces la estrategia de Exxon Mobil, por la capacidad que hasta el momento ha mostrado para surtir sus tiendas.

La empresa trae combustible por tren procedente de Estados Unidos hasta cuatro terminales en México, entre las que destaca una ubicada en San José Iturbide, cerca de San Miguel de Allende, Guanajuato, epicentro del desabasto actual de combustibles.

Entre sus principales clientes está la cadena de gasolineras regiomontanas marca Orsan, propiedad de Carlos Sandoval, que a decenas de sus establecimientos les instaló la marca Mobil, defendida en este país por Carlos Rivas. Las de Orsan, más las que le aportan los convenios con otros grupos empresariales, le entregan ya una red que supera las 100 gasolineras.

La estrategia pretende que la marca Mobil avance conforme sea factible a alimentar sus establecimientos con productos que vienen directamente de Estados Unidos por vías ferroviarias que están menos expuestas al crimen organizado.

No es la única. Quienes saben del negocio mencionan a Valero entre las empresas que han sabido controlar su abasto en medio del desorden provocado por un gobierno recién llegado, que pretende limpiar de mafias la distribución nacional de combustibles.

La marca que puede pagar el desabasto y más pierde por éste es Pemex, empresa que se esfuerza por generar gasolinas de calidad y ha creado recientemente aditivos de alto valor.

Siempre estuvo presente en los discursos del entonces candidato y hoy presidente, Andrés Manuel López Obrador. Es la empresa que por esta causa puede perder más clientes, si llega a restablecer sus servicios. Una razón más que urge al gobierno a resolver la situación.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.