El presidente tiene la 'contraseña'
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

El presidente tiene la 'contraseña'

COMPARTIR

···
menu-trigger

El presidente tiene la 'contraseña'

18/03/2020
Actualización 18/03/2020 - 9:45

El presidente Andrés Manuel López Obrador no quiere un dólar a 23 pesos ni una crisis económica como la que se viene, pero no parece tener a alguien que le hable claro en una circunstancia grave como la actual. Luce solo.

Si alguien cercano se atreviera a decirle y él mismo a creer de qué tamaño es el incendio realmente, podría sacar una contraseña para apagar llamas. Se llama pragmatismo. Con ella resolvió líos cuando fue jefe de Gobierno en la Ciudad de México.

Pero su equipo le teme y demuestra el miedo con veneración. Un miembro de su gabinete lo califica en corto como genio; otro, como ya vimos, como un superhumano inocuo.

El uso del pragmatismo incluye el riesgo de perder seguidores. No aplicarlo puede costar el funcionamiento de las finanzas públicas y privadas. Eso también debe estar en la balanza.

Platiqué ayer en Mérida con el bien conocido Luis Foncerrada, hoy director de Negocios de la Universidad Anáhuac Mayab. Él tiene una responsabilidad adicional: decirles a las empresas estadounidenses instaladas en México cómo pinta el país. Es economista en jefe de la American Chamber of Commerce.

Estos son los riesgos que expuso y sobre los que conversamos:

Uno. El flujo de pasajeros internacionales hacia México sigue libre, lo que implica que el país puede importar más casos de Covid-19. En este continente, Canadá, Estados Unidos, Argentina y Bolivia, entre otros, ya restringen de alguna forma la llegada de visitantes. En África sucede lo mismo con Ghana, Marruecos y Kenia. Europa planea cerrar todos sus accesos. A decir de los datos disponibles, la llegada del virus a México continuará creciendo, a diferencia de lo que puede ocurrir en otras naciones.

Dos. Hoy todos quienes en este país tienen deudas o proveedores a los que pagan en dólares, necesitan más pesos para cumplir con un tipo de cambio a 23. Vienen mayores costos para empresas privadas y para Pemex. Indudablemente también para el gobierno, que paga intereses en moneda extranjera. Si las remesas caen por la baja en la economía estadounidense, como seguramente bajarán las exportaciones, habrá que ver de dónde sacan los mexicanos dólares ahora que también el petróleo cayó por debajo de 20.

Tres. Detonar la actividad económica podría reducir el periodo de esta contingencia. Pero el gobierno, en voz del subsecretario de Hacienda Gabriel Yorio, esperará a abril para actuar. Eso puede atorar la recuperación. En Chile, el ministerio de Economía alista ya un programa de ayudas urgentes a través de Sercotec para empresas turísticas. Estados Unidos anunció créditos por 300 mil millones de dólares a pequeñas empresas. Aquí hasta ahora los negocios de todos los tamaños carecen de 'medicinas' para la crisis por coronavirus.

Cuatro. El gobierno evita, hasta cierto punto, el endeudamiento. Quiere las cuentas en números negros. Los créditos obtenidos el año pasado por unos 400 mil millones de pesos se comparan con los previstos para este año. Aún así las cuentas de Hacienda no pintan de rojo. Ante una crisis… ¿recurriría el gobierno a un préstamo urgente para salvar la economía aunque una ligera mancha carmín aparezca en la cuenta pública 2020? De hacerlo... ¿los mercados internacionales prestarán el dinero a los mexicanos sabiendas de que el presidente prometió no hacer una reforma fiscal en la primera mitad del sexenio? ¿Si cayera dinero por esa vía… la usaría Hacienda para Pemex que se encuentra en terapia intensiva?

Cinco. ¿Qué debe hacer Banxico? Nadie espera que suba las tasas. Si las baja puede depreciarse más el peso en el momento en que los inversionistas perciban menos intereses al dejar su dinero en moneda nacional. Podrían comprar dólares masivamente, elevando más el tipo de cambio.

Seis. ¿Qué parte de México sufrirá más la crisis? ¿El norte que depende de exportaciones a Estados Unidos que bajarán al menos temporalmente, o el sur que depende mucho de apretados ingresos gubernamentales?

Siete. ¿Será corta la crisis? Depende de que el presidente use su 'contraseña' para salir de aprietos. Que muestre apertura, “un giro definitivo para apoyar la inversión”, advierte Foncerrada.

El autor es director general de Proyectos Especiales y Ediciones Regionales de El Financiero.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.