¿De dónde vendrá la rebelión en México?
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿De dónde vendrá la rebelión en México?

COMPARTIR

···
menu-trigger

¿De dónde vendrá la rebelión en México?

16/12/2019
Actualización 16/12/2019 - 9:17

Greta en el mundo y alumnos del ITAM en México están gritando lo que se aproxima.

Quienes a estas alturas ignoren quién es Greta Thunberg, quizás no entienden el fenómeno político que avanza aceleradamente y puede arrollar empresas y sociedades.

Que el presidente de los Estados Unidos haya subido a su ring político a una niña que hace dos años solamente era conocida en su barrio, no debe tener precedentes.

Aparentemente molesto por ser ella la elegida como personaje del año para la portada de la revista Time, Donald Trump se mofó de ella públicamente en su cuenta de Twitter: “Es tan ridículo. ¡Greta debe trabajar en su control de temperamento, luego ir a ver una buena película pasada de moda con una amiga! ¡Cálmate Greta, cálmate!”.

Thunberg reviró rápidamente por la misma vía y escribió en su biografía de la red social lo siguiente: “Una adolescente trabajando en su control de temperamento, que actualmente se está calmando y viendo una buena película pasada de moda con una amiga”.

En México todavía no hay una figura de impacto comparable con el de Greta Thunberg, pero sí individuos como Raúl Asís Monforte, seguramente menos carismáticos que la pequeña rubia sueca que encabezó manifestaciones la semana pasada en Madrid para detener la devastación ecológica por acciones del ser humano, en el marco de la COP 25 de la ONU.

Monforte es un ambientalista que no encaja en el perfil de quienes habitualmente se enfocan en detener proyectos.

Por el contrario, hace negocio con proyectos de energía renovable, por lo que su incentivo para que avancen es doble.

¿Qué pretenden personajes como Monforte o Thunberg? Que la gente cuestione si el sistema funciona y es disfrutable para la mayoría, y actuar en caso de no encontrarlo así. La semana pasada fue muy reveladora.

Sorprende enterarse de la filosofía de fatalidad de un mundo hostil al que hay que enfrentarse, que asumen como propia muchos egresados del ITAM por vía de sus profesores, a decir de alumnos de la misma institución que ahora confrontan.

Es importante su reacción porque manifiesta que las nuevas generaciones se disponen a pagar el costo de un choque con las instituciones cuya estructura y misión parecían hasta hace poco incuestionables e intocables.

El ITAM en particular egresó a Francisco Gil, Agustín Carstens, Ernesto Cordero, Luis Videgaray, José Antonio Meade y José Antonio González, todos fueron secretarios de Hacienda y por tanto, guías de la estrategia económica de México.

Todos ellos, creyentes de una filosofía económica de explotación que tiene a todos los ecosistemas arrinconados y amenazados. Ese mundo que ellos empujaron sí es hostil.

Hay quienes no están de acuerdo en que continúe en su modo actual. El ejemplo propuesto de Raúl Monforte es el de un individuo que creó y preside una Asociación Mexicana de Energías Renovables y Medio Ambiente, que este fin de semana tuvo una convocatoria relevante.

Acudieron a un desayuno decenas de líderes de empresas privadas involucradas con la eficiencia en el consumo de energía y la producción de electricidad mediante el viento y el sol, además de funcionarios gubernamentales y el diputado morenista Limbert Interian Gallegos.

¿La intención? Crear una alianza para acelerar el trabajo en contra del cambio climático y el ataque al medio ambiente, ante la insuficiencia de resultados de la COP 25 de la ONU en la que la niña sueca Thunberg fue protagonista relevante.

En el peor de los casos, el asunto quedará en una intención más. En el mejor, Monforte provocaría interés en crear la primera cámara empresarial de energías renovables en México, que agrupe entre otros, a los miembros de la Asolmex, que preside Héctor Olea.

El presidente Andrés Manuel López Obrador, extraordinario experto en audiencias, la semana pasada destacó durante su 'mañanera' la existencia en México de yacimientos de litio, material clave para las baterías que pueden provocar un cambio sistémico en el uso de energías renovables. Él sabe que algo viene pronto.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.