A Bartlett se le vienen encima los carros eléctricos
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

A Bartlett se le vienen encima los carros eléctricos

COMPARTIR

···

A Bartlett se le vienen encima los carros eléctricos

11/02/2019
Actualización 11/02/2019 - 10:43

Un Volt, de GM, lo anuncian en 717 mil pesos en sitios oficiales de internet de la armadora. Nissan tiene una oferta de su eléctrico Leaf de 696 mil pesos a pagar en 24 meses sin intereses. Por su prometido Model 3, Tesla pide a los mexicanos el equivalente a 35 mil dólares, son 665 mil pesos, aproximadamente.

Esos son los boletos de entrada actualmente a un sistema de movilidad que esquiva el caro uso de la gasolina y se apoya en el de electricidad del país, siempre y cuando el conductor tenga un enchufe cercano, así sea casero.

Hoy circulan tan pocos de estos vehículos en México, que su consumo de energía es casi irrelevante. ¿Pero seguirá siendo así?

La respuesta apremia, pues surgen pistas de una posible explosión en la compra de estos productos, justo cuando en calidad de director general de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett Díaz —polémico sobreviviente del priismo más típico— presente esta semana su Programa Nacional de Electricidad.

El consumo de electricidad de los hogares creció 5 por ciento durante el sexenio del presidente Enrique Peña Nieto, revelan datos del Sistema de Información Energética. Atención, creció pese a la mayor eficiencia de electrodomésticos como los refrigeradores, y el avance de los paneles solares que reducen la demanda en algunas casas de alto consumo en el país.

En Estados Unidos, la explosión ya comenzó. Aunque no hay citas oficiales, estimaciones de medios especializados en vehículos eléctricos estiman crecimientos en ventas que rondan el 100 por ciento anual para este sector que solo en 2018 vendió unos 300 mil vehículos de este tipo en ese país, al respecto, la Agencia de Información Energética, del gobierno, reconoce:

“La participación en ventas combinadas atribuibles a vehículos a gasolina o combustibles flexibles, declinará del 93 por ciento en 2018, al 75 por ciento en 2050, debido al crecimiento en vehículos eléctricos con batería, híbridos con enchufe (como es el caso del Volt) y automóviles híbridos”.

Su demanda crecerá a 1.3 millones de coches hacia 2025, estima la EIA, debido a regulaciones en 10 estados del país vecino, como California, que obligan a comprar este tipo de automóviles.

Una vez que la demanda sea de tal tamaño, la factibilidad de que los automóviles eléctricos se vuelvan más baratos crece, debido a una economía de escala, en la que las piezas por volumen se volverán más económicas.

Ese mercado está pegadito al mexicano. Lo que sucede allá tiene una repercusión inmediata de este lado de la frontera y allá esperan que la demanda de gasolinas ya no crezca, sino que sea la electricidad y el gas natural lo que cubra el aumento en necesidades de transporte de ese país, algo que ocurrirá en México un poco después.

Manuel Bartlett se estrena esta semana en los reflectores del nuevo gobierno presentando su Programa Nacional de Electricidad, es necesario analizar si en su visión cabe un cambio general en la energía que moverá el transporte.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.