Parteaguas

¿Qué recomienda a Pemex la inteligencia artificial?

Desde fortalecer la posición de liquidez hasta mejorar la generación de flujo de efectivo, son las recomendaciones de ChatGPT, de Open AI y Gemini, de Google, para la petrolera.

Pemex prometió que mañana martes entregará sus cuentas correspondientes a 2023 y sus directivos hablarán al mundo.

¿Qué podría recomendar la inteligencia artificial a la empresa petrolera más endeudada en su difícil circunstancia? Estas herramientas están más allá de quienes apoyan o detestan la administración del equipo de Andrés Manuel López Obrador. Asumo que éstas carecen de un sesgo político.

Mi interés y el de otros, es pagar menos a los bancos por las deudas de la compañía. Para eso conviene mejorar las calificaciones asignadas por Moody’s, S&P y Fitch.

Así que expuse a ChatGPT, de Open AI, y a Gemini, de Google, el comunicado del 9 de febrero de Moody’s, la calificadora que bajó la nota de la empresa nacional. Y pregunté: “Pemex recibió esta noticia de Moody’s. ¿Basado en esta información, qué sugerencias harías al director de Pemex para mejorar su calificación crediticia?. Así respondieron:

Gemini:

1. Fortalecer la posición de liquidez:

Uno. Reducir la deuda a través de una combinación de pagos, reestructuración y refinanciamiento. Dos. Buscar apoyo del gobierno en forma de transferencias de efectivo o garantías. Tres. Implementar una estrategia de gestión de efectivo más disciplinada. Cuatro. Vender activos no estratégicos para generar capital.

2. Mejorar la generación de flujo de efectivo:

Uno. Reducir los costos operativos mediante la eficiencia y la racionalización. Dos. Aumentar la producción de petróleo y gas a través de inversiones en exploración y desarrollo. Tres. Mejorar los márgenes de refinación mediante la optimización de las operaciones y la inversión en nuevas tecnologías. Cuatro. Buscar nuevos mercados de exportación para el petróleo y gas.

3. Abordar los desafíos de gobierno corporativo:

Uno. Fortalecer el marco de gobierno corporativo para mejorar la transparencia y la rendición de cuentas. Dos. Implementar mejores prácticas en la gestión de riesgos. Tres. Designar un directorio independiente y calificado. Cuatro. Mejorar la divulgación de información financiera y no financiera.

ChatGPT:

Uno. Fortalecer la liquidez y la estructura de capital: Dado que la baja de calificación refleja preocupaciones sobre la liquidez y la estructura de capital de Pemex, la empresa debe enfocarse en mejorar su posición de liquidez y trabajar hacia una estructura de capital más sostenible. Esto podría implicar la implementación de medidas de ahorro de costos, la venta de activos no esenciales o la búsqueda de formas de reestructurar la deuda existente para mejorar los términos y reducir los pagos de intereses.

Dos. Optimizar la inversión de capital: Pemex debe evaluar críticamente sus proyectos de inversión, especialmente en áreas como la refinación, donde se han registrado pérdidas significativas. La empresa debe priorizar las inversiones en proyectos con los mayores retornos potenciales y considerar la posibilidad de reducir o posponer los proyectos menos rentables o más riesgosos.

Tres. Mejorar el desempeño operativo: Para abordar las preocupaciones sobre la generación de flujo de efectivo y el rendimiento operativo, Pemex debe centrarse en mejorar la eficiencia operativa, aumentar la producción de petróleo y gas de manera sostenible y gestionar de manera efectiva los costos operativos. Esto podría incluir la adopción de tecnologías avanzadas, la mejora de las prácticas de gestión y la optimización de las operaciones existentes.

Ni OpenAI, ni Google son dueñas de la verdad, pero ambas empresas tienen su propia compilación de los documentos que todos hemos subido a internet, en eso basan su conocimiento y su inteligencia artificial. Llama la atención algunas coincidencias.

No hay espacio suficiente aquí para incluir el resto de las sugerencias para Pemex, pero ambas advierten la urgencia de actuar en temas de ESG. Las respuestas completas las subiré a mi cuenta de Linkedin.

COLUMNAS ANTERIORES

¿Por qué fracasan?
¿A Carstens ya le gustó la Blockchain?

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.