Parteaguas

Chedraui reta al OXXO

Mientras FEMSA se apoya en la innovación financiera con Spin, Chedraui teje delicadamente los hilos de su estrategia comercial tradicional.

¿Quién abrió ayer esos cuatro supermercados en Acapulco? Los acapulqueños recordarán las cuatro tiendas finalmente reabiertas en la zona de desastre que dejó el paso del huracán Otis.

Son establecimientos de Chedraui, una compañía conocida para muchos de quienes viven en el centro y sur de México y que los norteños escuchan cada vez con más frecuencia, al menos por un par de razones: en ventas ya rebasaron a Soriana y se acercan al nivel del OXXO.

De hecho, hace un año la compañía de origen jarocho llegó a rebasar los ingresos de la cadena de tiendas de conveniencia de FEMSA, que respondió agresivamente en 2023 con un aumento de 20 por ciento de su facturación.

Hasta septiembre, FEMSA Proximidad (OXXO) cerró con ventas trimestrales por poco más de 74 mil millones de pesos; Chedraui, con 64 mil millones. Soriana completó el trimestre por debajo de 43 mil millones de pesos.

¿Cuál es la razón del ascenso de la otrora discreta empresa presidida por Alfredo Chedraui Obeso? Parece ser una muy tradicional, pero vigilada con una atención de cirujano.

“Los clientes continuaron prefiriendo la propuesta de valor que ofrece Chedraui a través de sus distintos formatos de tienda. Nuestro objetivo es ofrecer a nuestros clientes los productos que desean al mejor precio posible sin sacrificar el servicio”, explicó el mes pasado el director de la compañía, Antonio Chedraui Eguia.

Es la versión que brindó a inversionistas para explicarles por qué su empresa superó el promedio de resultados de otras cadenas de tiendas asociadas en la ANTAD.

Hay detalles adicionales, como Supercito, una marca de 113 tiendas que atiende barrios de ingresos bajos con una propuesta similar a la de Bodega Aurrerá, pero en establecimientos pequeños que atraen a la gente varias veces por mes.

El formato golpea directamente a los informales, a quienes Chedraui y empresas como BBB quitan poco a poco pedazos de un mercado dividido en el que las compañías formales poseen la mitad.

Aparte y tal vez sin quererlo, Walmart les abrió una avenida al abandonar a consumidores de altos ingresos cuando cerró su marca Superama, lo que dejó el mercado libre para las 28 Chedraui Selecto que hay en México y para la extraordinaria propuesta City Market, de La Comer.

¿Qué provoca el éxito en las cifras de Chedraui? Todo lo anterior combinado con su entrada al mercado estadounidense con la reciente compra de los clubes de precio Smart & Final, más la quietud de sus gastos en personal.

A diferencia de lo que ocurre en Estados Unidos, en donde hay una verdadera pelea para atraer personal con prestaciones y sueldos cada vez más altos, en México los salarios en Chedraui crecen por debajo del aumento en sus ventas.

Comparada con la aceleración de los ingresos en los OXXO, el ascenso de Chedraui puede parecer un poco aburrido. Mientras FEMSA se apoya en la innovación financiera con Spin, Chedraui teje delicadamente los hilos de su estrategia comercial tradicional.

No podría conseguirlo sin el talento de sus directores comerciales, pero también sin el de consejeros que si bien no son necesariamente empleados o accionistas de la compañía, brindan ideas oportunas, ahora que pocos saben qué hacer con tanta incertidumbre.

Ahí está el caso de un par de ellos apellidados Meade. Llegó recientemente José Antonio, en su faceta de ciudadano, el exfuncionario ha contribuido a estrategias de estados como Yucatán y conoce bien la situación económica de muchas regiones de México.

Pero también el de Cecilia Goya Meade, quien se integró al consejo de administración desde 2016, aportando experiencia en desarrollo de negocios luego de su paso por Clinique, Liz Claiborne, L’Oreal, Natura y Avon.

A diferencia de Liverpool que apostó al comercio electrónico durante la pandemia para acercarse a Mercado Libre, o distinto de lo que hicieron los de FEMSA con la tecnología financiera o ‘fintech’, los Chedraui parecen aferrarse justamente a lo tradicional: averiguar qué diablos quiere el cliente. Barclays y JP Morgan siguen de cerca su expansión. Ojo.

COLUMNAS ANTERIORES

Están buscando ‘marcianos’ mexicanos
Rematan pedacitos de Texas por 100 mil pesos

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.