Parteaguas

Por la recesión… hasta en Facebook tienen miedo

El fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, dijo que enfrentan una de las “peores recesiones que hemos visto en la historia reciente”.

La primera idea que puede venir a la mente son los colores. Amazon, Google, Facebook… estas empresas pintan sus logotipos en alusión a la deseada alegoría de sus productos.

Pero Mark Zuckerberg sacó pintura gris de la bodega. El jueves se puso traje de economista y durante una llamada con empleados disparó una advertencia desde el azul rey de su corporativo Meta.

El fundador de Facebook dijo que ésta enfrenta una de las “peores recesiones que hemos visto en la historia reciente”.

Pausa, porque no es el primero que dice algo parecido. El mexicano Agustín Carstens encabeza a economistas del Banco de Pagos Internacionales (BIS), quienes también la semana pasada, soltaron este mensaje:

“El peor de los casos serían presiones inflacionarias obstinadas (...) esto podría desencadenar una desaceleración mayor, incluida una recesión, junto con estrés financiero: un aterrizaje forzoso de estanflación”, expuso el BIS en su Informe Económico Anual.

Así hablan algunos economistas, y una cosa es que ellos traten a veces de difundir mensajes y otra es que un experto en diseminar ideas vaya directo al mismo punto, pero con otras palabras.

“Creo que algunos de ustedes podrían decidir que este lugar no es para ustedes y la autoselección me parece bien”, dijo Zuckerberg en la llamada, dejando ver que van a medir con vara más alta al equipo y si alguien no aguanta la presión puede ir a buscar trabajo al edificio de al lado.

“Siendo realistas, probablemente haya un montón de personas en la empresa que no deberían estar aquí”, añadió el también representante de Instagram y WhatsApp, a quien conservaba dudas en esa teleconferencia a la que tuvo acceso The New York Times.

Para evitar el pánico conviene separar los asuntos. Si bien el mundo enfrenta riesgos de paralización económica, Meta, matriz de Facebook, se asoma posiblemente a una debacle. Ya vale menos de la mitad con respecto a agosto del año pasado, cuando fue revelado por primera vez que TikTok -esa red social que pone a bailar adolescentes- se le acercó peligrosamente.

Qué lejos se ven los líos que enfrentan esos millonarios. El problema es lo rápido que pueden acercarse a la gente de todos los países.

Los múltiples dueños de Meta enfrentaron en menos de un año la ‘evaporación’ de 488 mil millones de dólares en el valor de sus acciones de la compañía. Entre esos propietarios están BlackRock y Vanguard Group, que guardan buena parte del dinero de los trabajadores estadounidenses y de multimillonarios de todo el planeta.

Una cosa es que el bitcoin se desplome y otra diferente es que la compañía más poderosa de redes sociales en el mundo esté en franco riesgo de tropezar… más.

Hasta hoy, la gente tiene suficiente para hacer malabares con una pandemia que no termina; con la inflación causada por montones de euros y dólares que los bancos centrales de Europa y Estados Unidos ‘imprimieron’ indiscriminadamente para salvar a sus habitantes de la pobreza por esa enfermedad, y finalmente, con una guerra en Ucrania que aumenta la llegada de tropas estadounidenses y del resto de la OTAN a las fronteras del conflicto que ya paralizó petróleo y comida que no llegan al resto del mundo. Tres pelotas en el aire deberían de ser suficientes.

El atípico mensaje de Zuckerberg surgió justamente al cierre del semestre. Él conoce datos de resultados de la compañía que apenas serán revelados y lo primero que hace al meditarlos es decir a su equipo que la puerta está bien ancha. ¿Cayeron las ventas? ¿Cuánto?

Otro de los dueños de Meta es JPMorgan, el banco más grande del país vecino al norte, que no satisfecho con la abundancia de dólares en el mercado, prestó dinero a Tiger Global para que apostara en empresas que hasta ahora llamamos ‘unicornio’ y que en 2021 saturaron las noticias de negocios con valuaciones increíbles… y tristemente temporales.

Ojalá que lo de Facebook no sea más que una anécdota pasajera. Es demasiado grande para caer.

COLUMNAS ANTERIORES

¿Tienen contador todavía? Cuidado, se les va
Peña Nieto ‘vendía’ más gasolina que AMLO

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.