Banxico y sus retos de mediano plazo
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Banxico y sus retos de mediano plazo

COMPARTIR

···
menu-trigger

Banxico y sus retos de mediano plazo

13/11/2018
Actualización 13/11/2018 - 9:47

Banxico publicará su decisión de política monetaria este jueves. Analistas y mercados concuerdan en que la evidencia reciente refuerza la expectativa de alza. Existe todavía algo de discusión si será un incremento de 25 o de 50 puntos base (pb) -la balanza parece inclinarse por 25pb-. En mi caso anticipo también dicho movimiento, en conjunto con la probabilidad de que el lenguaje en el comunicado deje la puerta abierta para otro incremento similar en diciembre -aunque no creo que este último esté labrado en piedra-. No obstante, los eventos recientes parecen confirmar que los dilemas para Banxico parecen ser más pronunciados para el mediano plazo, digamos el 2019.

A continuación, subrayo al menos cuatro de estos dilemas en forma de pregunta. Sus respuestas ya no parecen apuntar en la misma dirección que hace apenas algunos meses.

¿Ofrecerá la trayectoria de inflación una ventana de oportunidad para recortar la tasa de referencia? Cada vez ésto luce más complicado. Las cifras recientes de inflación confirman que los efectos del choque en precios relativos (energía) se han prolongado más de lo anticipado. Más aún, sus efectos ya han trascendido al componente subyacente, el que agrupa los precios que normalmente son más estables. En este entorno, la inflación pospuso su trayectoria descendente y a estas alturas todo apunta a que su descenso no será tan pronunciado como hasta hace poco se anticipaba.

En lo personal, veo muy probable que Banxico vuelva a revisar sus pronósticos de inflación al alza para los siguientes trimestres. De esta forma, el Banco Central podría posponer de nueva cuenta la trayectoria de convergencia a su objetivo (3 por ciento), la tercera en lo que va del año. Lo anterior en un contexto donde al menos uno de los miembros de la Junta de Gobierno del Banxico ya se encuentra preocupado por una potencial merma en credibilidad.

¿La economía mexicana se debilitará lo suficiente para justificar un recorte en tasa de interés? Las cifras recientes en materia productiva sugieren una aceleración durante el tercer trimestre del año. No obstante, cada vez crece más el riesgo de que la economía americana muestre señales de debilidad durante el año próximo y que la señalización enviada tras la cancelación del proyecto aeroportuario local pudiera haber generado un efecto dominó y erosionado el entorno de inversión de corto y mediano plazo. Así, la economía podría desacelerarse por debajo de su potencial.

Lo anterior es un factor de peso, aunque recientemente Banxico parece haberle dado más importancia a la trayectoria de la inflación, sus riesgos, y la volatilidad financiera. Lo anterior en detrimento de un ponderador sustancial en cuanto al dinamismo de la actividad económica.

¿Se ha divorciado Banxico de las acciones de la Fed? En realidad nunca existió un vínculo determinístico o reacción en automático por parte de Banxico respecto a las decisiones de la Reserva Federal. Desde el invierno del 2015, Banxico nos advirtió que la política monetaria relativa era un insumo a tomar en cuenta, pero que no era el único elemento a considerar. No obstante, cada vez crece más la percepción de que la economía de EUA podría estar entrando a un sobrecalentamiento que podría promover un mayor espacio de alzas por parte de la autoridad monetaria de ese país. En un contexto de este tipo, el mantenimiento de un diferencial de tasas de interés acorde con la estabilidad de los mercados locales podría exigir una mayor respuesta (alza) por parte de Banco de México durante los siguientes meses.

¿La volatilidad cambiaria podría ceder? A juzgar por la sensibilidad mostrada recientemente por la cotización del peso frente al dólar a las acciones de la administración entrante, en conjunto con el ríspido clima comercial internacional y las vulnerabilidades vigentes en algunas plazas emergentes, las razones para mantener la guardia siguen estando ahí.

Desde mi opinión, todo lo anterior sugiere que el caso para una serie de recortes en la tasa de interés por parte de Banxico ya no luce robusto. Tal espacio parecería haberse estrechado o hasta desaparecido como consecuencia de la interacción de los factores arriba mencionados (algunos en direcciones contrarias). Lo anterior podría cambiar radicalmente. No obstante, hoy no parece apuntar en otra dirección.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.